Casi el doble de personas están muriendo cada día en Estados Unidos en comparación a los decesos en España e Italia

Reuters

Las autoridades en Estados Unidos esperan que en la semana que acaba de comenzar haya el mayor número de muertes por la enfermedad del coronavirus, ya que el aumento acelerado de fallecimientos se acercaba a las cifras de Italia y España, los países que han tenido hasta ahora la mayor cantidad de decesos.

"Va a haber un pico de hospitalizaciones, una semana con un máximos de casos en la UCI y desafortunadamente, con la mayor cantidad de muertes", dijo el lunes el almirante Brett Giroir, médico y miembro del equipo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, a la cadena ABC.

Giroir destacó en particular la expansión de la epidemia en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Detroit, y reforzó el mensaje del jefe de cirugía general de Estados Unidos, el general Jerome Adams, quien dijo el domingo: "Este será un momento como el de Pearl Harbor, como el del 11 de septiembre".

Los casos confirmados de coronavirus superaron los 336.000 el lunes. Estados Unidos es por lejos el país más afectado en el mundo, con el doble de contagios que en España e Italia, de acuerdo a un conteo de Reuters basado en datos oficiales.

Casi el doble de personas están muriendo cada día en Estados Unidos en comparación a los decesos en España e Italia, según los datos más recientes. El número de fallecidos escaló en 1.144 el domingo, elevando el total a 9.573 muertes.

Los hospitales reportan situaciones caóticas con falta de camas, respiradores artificiales e implementos de protección, mientras los pacientes aislados de sus familias mueren solos. En tanto, más del 90% de los estadounidenses está bajo orden de permanecer en casa.

En el primer informe del Gobierno sobre la capacidad de los hospitales de afrontar la pandemia, investigadores confirmaron el lunes que los centros de salud en todo el país encaran "desafíos importantes", como escasez de equipos y de personal.

En términos de exámenes y tratamiento, los hospitales no tienen la capacidad suficiente para hacerse cargo del aumento de casos, que está provocando un fuerte trauma emocional a doctores y enfermeras, de acuerdo al reporte elaborado por el Departamento de Servicios Humanos y Salud de Estados Unidos.

Esperanza
Pese a las graves advertencias, al menos un modelo de estudio ofrecía esperanza en que la tasa de muertes pueda llegar a desacelerarse pronto.

El modelo de la Universidad de Washington, uno de varios citados por funcionarios estatales y de la Casa Blanca, ahora proyecta que las muertes en Estados Unidos llegarán a 81.766 para el 4 de agosto, una baja de cerca de 12.000 decesos frente a la estimación de hace apenas unos días.

El modelo, que está siendo actualizado frecuentemente con nuevos datos, ahora proyecta un pico de necesidad de camas en hospitales para el 15 de abril y un máximo de muertes diarias de hasta 3.130 el día siguiente.