Reuters

El gobierno de Estados Unidos determinó que China está manipulando su moneda y trabajará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la competencia desleal de Pekín, dijo el lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

China permitió el lunes que el yuan se debilitara más allá de las 7 unidades por dólar, por primera vez en más de una década, y luego dijo que dejaría de comprar productos agrícolas estadounidenses, lo que agrava la guerra comercial con Estados Unidos.

La fuerte caída del yuan, de un 1,4%, ocurre sólo días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sorprendió a los mercados financieros al anunciar aranceles del 10% a 300.000 millones de dólares de importaciones chinas desde el 1 de septiembre, rompiendo abruptamente una tregua de un mes.

La última vez que Estados Unidos puso a China en una lista de manipuladores de divisas fue en 1994.

El Tesoro de Estados Unidos había designado a Taiwán y Corea del Sur como manipuladores de divisas en 1988, cuando el Congreso promulgó la ley de revisión de tipos de cambio.

El dólar cayó a un mínimo de dos semanas frente al euro después de conocerse el comunicado del Tesoro