.
GLOBOECONOMÍA España ya contribuye con US$6.491 millones al nuevo saneamiento griego
lunes, 3 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El Ministerio de Finanzas griego ya ha hecho públicas las condiciones de su programa de recompra de deuda en manos de inversores privados. Como el precio se fijará mediante subasta, todavía no se sabe cuánto recibirán los bonistas que acepten.

Pero lo que sí se sabe es cuánto se quiere gastar Grecia: 10.000 millones de euros en total, que provendrán del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que España avala en estos momentos al 12,75% (excluyendo a los países que se encuentran actualmente en un programa total de rescate: Grecia, Irlanda y Portugal).

Esta tarde, los ministros de Finanzas y Economía de la zona euro se reunirán en un Eurogrupo en Bruselas, donde tendrán oportunidad de seguir avanzando en los detalles del plan de reestructuración de la deuda griega.

Con los 10.000 millones extra de financiación del FEEF a Grecia, la cantidad total de fondos, riesgos, avales, garantías, renuncia de beneficios, etcétera, que España está movilizando para reestructurar la deuda griega ronda los 5.000 millones de euros hasta 2020. El desglose es el siguiente:

Intereses y plusvalías directas

Según los cálculos del Gobierno, España renuncia a cobrar 1.700 millones de euros en intereses y plusvalías de dos tipos de ayudas: los préstamos bilaterales que concedió a Grecia en 2010 y el programa de recompra de deuda del BCE.

Moratorias y comisiones al fondo de rescate

 Reducción de comisiones y moratoria en el pago de interes y vencimientos del préstamo del FEEF a Grecia, donde España contribuye al 12,75%. Esto supone cerca de 14.100 millones de euros que el FEEF dejará de cobrar hasta 2020, según se desprende de un documento de trabajo del Eurogrupo. De ellos, a España le correspondería su parte proporcional: 1.850 millones. En principio, parte de ese importe(unos 1.700 millones) debería ser abonada por Grecia a partir de 2020, pero ya hay analistas, como Jürgen Michels, de Citi, que auguran que si Atenas cumple con los objetivos del programa, esos intereses acumulados serán perdonados de algún modo.

Garantías para otro préstamo a Grecia

Préstamo de 10.000 millones del FEEF para la recompra de bonos. España avala el 12,75% de esa cantidad, lo que supone cerca de 1.300 millones de euros más de exposición al riesgo de impago de Grecia. Si Atenas no abonara al FEEF esos 10.000 millones, los responsables de devolver el principal y los intereses a los bonistas serían los socios de la zona euro (excluyendo los países bajo un programa).

Todo ello eleva la contribución total española a la reestructuración griega a 4.850 millones de euros. A partir de aquí, hay una buena noticia y una mala. La buena es que la Comisión Europea no nos va a exigir nuevos ajustes a cambio del dinero que España dejará de percibir directamente (1.700 millones de euros), según confirman fuentes del Gobierno y corroboran fuentes comunitarias.

La mala es que estos planes se basan en que 11 puntos porcentuales de deuda/PIB serán reducidas vía una recompra de bonos entre inversores privados y casi 3 puntos se dejan abiertas bajo el epígrafe "medidas contingentes". El objetivo es reducir la ratio deuda / PIB veinte puntos porcentuales, hasta el 124% en 2020. Todo lo que falle de esos 14 puntos porcentuales de PIB deberá ser asumido por los Gobiernos del euro.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Tecnología 26/07/2021 Netflix está en plena crisis de la edad madura tras perder 400.000 clientes en EE.UU.

En 2015, culpó la transición a tarjetas de crédito con chip y en 2016, fue la cobertura mediática de un aumento de precios y en 2018 proyecciones deficientes

México 26/07/2021 Acceso a vacunas tiene a México con 17,3% de la población con esquema completo

La posibilidad de que la vacunación sea una necesidad periódica, pone de relieve la necesidad de echar a andar un Plan de Autosuficiencia Sanitaria

Perú 23/07/2021 Chile con nueva estrategia para seguir usando marca pisco que corresponde a Perú

La estrategia se origina luego de que en el 2019 el Gobierno peruano rechazó una “tregua” para poner fin a esta disputa histórica

MÁS GLOBOECONOMÍA