.
ESTADOS UNIDOS Musk apuesta ahora por la industria de las telecomunicaciones con servicio de internet
sábado, 23 de enero de 2021

A medida que SpaceX envíe más satélites, el área de cobertura crecerá, se expandirá la base de clientes potenciales -y el flujo de ingresos- más allá de las etapas iniciales de hoy.

Bloomberg

Elon Musk se convirtió en la persona más rica del mundo al darle un importante vuelco a la industria automotriz global e interrumpir a los pesos pesados ​​aeroespaciales con cohetes reutilizables. Ahora está poniendo su mirada en otro negocio dominado por operadores establecidos: las telecomunicaciones.

Space Exploration Technologies de Musk ha lanzado más de 1.000 satélites para su servicio de Internet Starlink y está registrando clientes tempranos en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. SpaceX ha dicho a los inversionistas que Starlink está buscando tomar parte de un mercado de US$ 1 billón (millón de millones) compuesto por Internet a bordo, servicios marítimos, demanda en China e India, y clientes rurales como Brian Rendel.

Rendel se convirtió en uno de los nuevos usuarios de Starlink en noviembre después de luchar durante años con velocidades lentas de Internet en su granja de 160 acres con vista al lago Superior en la península más al norte de Michigan. Después de pagar alrededor de US$ 500 por el equipo, FedEx llegó con un plato plano y una antena. Por US$ 99 al mes, Rendel ahora obtiene velocidades de 100 megabytes por segundo para descargas y de 15 a 20 para cargas, mucho más rápido, dice, que su anterior proveedor de Internet.

"Esto es un cambio en las reglas de juego", dijo Rendel, un consejero de salud mental, que ahora puede ver películas fácilmente y mantener reuniones con clientes a través de Zoom. "Me hace sentir como si fuera parte de la civilización de nuevo".

Durante meses, SpaceX ha estado lanzando satélites Starlink en sus cohetes Falcon 9 en lotes de 60 a la vez, y el lanzamiento número 17 de Starlink fue este miércoles, 20 de enero. Ahora hay aproximadamente 960 satélites en funcionamiento en órbita, lo que presagia una era de megaconstelaciones que han provocado preocupaciones sobre la contaminación visual para los astrónomos.

Pero la matriz Starlink en órbita terrestre baja, más cercana al planeta que los satélites tradicionales, es suficiente para permitir que SpaceX despliegue el servicio en una amplia franja de América del Norte y el Reino Unido. A medida que SpaceX envíe más satélites, el área de cobertura crecerá, se expandirá la base de clientes potenciales -y el flujo de ingresos- más allá de las etapas iniciales de hoy.

"El gran problema es que la gente está contenta con el servicio y la economía de Starlink en comparación con otras alternativas", dijo Luigi Peluso, director gerente de Alvarez & Marsal, quien sigue las industrias aeroespacial y de defensa. "SpaceX ha demostrado la viabilidad de su solución".

El año pasado, la directora de operaciones de SpaceX, Gwynne Shotwell, dijo que Starlink podría llegar a ser un negocio con el potencial para salir a bolsa. Con ello, otra empresa de Musk estaría ofreciendo acciones después de las sensacionales ganancias bursátiles del año pasado de Tesla.

Starlink se enfrentará a mucha competencia. Si bien el cable de fibra óptica se considera demasiado costoso para instalarlo en regiones remotas y muchas ubicaciones rurales, se espera que la conectividad celular haga grandes avances con 5G y luego con 6G. Mientras tanto, otras compañías adineradas como Facebook están desarrollando una serie de intentos innovadores para extender la telefonía celular a áreas sin servicio.

"Siempre habrá los primeros en adoptar Starlink que piensen que cualquier cosa de Elon Musk es genial", dijo John Byrne, analista de telecomunicaciones de GlobalData. "Pero es difícil ver la trayectoria del satélite a la par con las mejoras que vienen con la telefonía celular".