La preocupación por la salud se incrementó y la búsqueda de verdad y seguridad impulsarían las ventas los próximos meses

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

De cara a la reactivación, Wgsn, autoridad global en pronósticos de tendencias de diseño y consumo, lanzó un nuevo informe en el que señala la importancia de tener un valor añadido en el camino a la recuperación y las estrategias clave para operar en los próximos años.

La compañía encontró varios impulsores del consumo durante este año; uno de esos sería la preocupación por la salud, con lo que cada vez más consumidores hacen compras relacionadas con el deporte o pensando en ejercitarse (ver gráfico).

En el caso del comportamiento de los consumidores, la compañía expresa que el ciclismo tomará más fuerza en los próximos meses en materia de ejercicio como medio de transporte. El informe recoge que 70% de los biciusuarios de Bogotá usaban otros medios de transporte antes de al pandemia, y a nivel mundial marcas como Pelotón podrían tener un incremento en sus ingresos de 89% frente a 2019.

Por eso, una de las claves que propone Wgsn para la recuperación es enfocar los productos y servicios hacia el bienestar de los consumidores en un momento de auge para el mercado. Los productos de belleza también se beneficiarían.

Otro impulsor sería la “ansiedad económica”, puesto que los consumidores se preocupan más por tener un consumo más responsable con menor impacto ambiental. A este punto se le sumaría ganarse la confianza de los hogares, ser claros con las cadenas de suministro y buscar una mayor responsabilidad social y ambiental por parte de las entidades.

El incremento en la búsqueda de la verdad también podría satisfacerse con una mayor información suministrada a los usuarios e información precisa y constante.

La soledad sería otro impulsor de compras, especialmente enfocadas al entretenimiento, como consecuencia de la virtualidad y la disminución de las actividades con contacto físico. Wgsn señala que es la oportunidad de promover la unión y el espíritu de comunidad.

Finalmente, el informe pone el miedo y la falta de seguridad como el último impulsor del consumo, por lo que ofrecer confort y tranquilidad a los usuarios será clave

Lea el informe completo aquí.