.
REINO UNIDO

El sucesor de Liz Truss heredará la sombría economía por la que pasa el Reino Unido

jueves, 20 de octubre de 2022

La inflación es de dos dígitos por primera vez en cuatro décadas y se prevé que aumente aún más este invierno

Bloomberg

No importa quién reemplace a Liz Truss, el próximo primer ministro británico heredará una economía condenada en el futuro inmediato por el aumento de los costos de endeudamiento, facturas de energía paralizantes, impuestos altos y ninguna estrategia sobre cómo revivir el crecimiento.

La carrera para suceder a Truss ya está en marcha, quien abandona Downing Street después de que su intento de generar “crecimiento, crecimiento, crecimiento” a través de recortes de impuestos no financiados para los ricos fracasó espectacularmente.

Pero, al igual que ella, el primer ministro entrante tendrá dificultades para elaborar un plan para rescatar al Reino Unido de la recesión en la que ya puede estar o de sus límites a largo plazo, sin importar lo que se diga en la campaña electoral.

La inflación es de dos dígitos por primera vez en cuatro décadas y se prevé que aumente aún más este invierno, lo que obligará al Banco de Inglaterra a seguir elevando las tasas de interés. Incluso después de que el estímulo de Truss se revirtiera a través del mayor aumento de impuestos desde 1993, el Tesoro seguirá luchando con un creciente déficit presupuestario y los inversores claramente favorecen la moderación.

“Es muy difícil ver que el Partido Conservador actual sea capaz de lograr algo significativo en términos de cambio de política”, dijo Jonathan Portes, profesor de economía y política pública en el King's College de Londres. “En términos de impuestos y gastos, todo lo que pueden intentar hacer es evitar que la credibilidad del gobierno vuelva a explotar. Tendrán que ir a lo seguro”.

Truss asumió el cargo hace poco más de un mes con la promesa de revivir la economía con profundos recortes de impuestos que parecían ignorar la rápida inflación y no tenían un plan inmediato para cubrirlos. El pánico del mercado que siguió la obligó a cambiar de sentido con la carga fiscal ahora de nuevo en el nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial.

La mayoría de los pronósticos anticipan una recesión prolongada, exacerbada por un giro del Tesoro que pasará de centrarse en el crecimiento a cómo tapará lo que sigue siendo un agujero de aproximadamente 25.000 millones de libras esterlinas en las finanzas públicas.

Lo que dice la economía de Bloomberg...
“Quienquiera que tome el relevo de Truss aún enfrentará presión para equilibrar los libros. En el lado positivo, la brecha es más pequeña de lo que parecía hace unos días. En el lado negativo, los recortes al gasto público o los aumentos de impuestos siempre son dolorosos y polémicos. El próximo primer ministro intentará cumplirlos sin un mandato electoral directo, un Partido Conservador en crisis y los mercados preparados para castigar cualquier paso en falso, una tarea nada fácil”.

Los hogares están luchando con una restricción cada vez mayor del costo de vida, lo que contribuye a la disminución de la popularidad del gobierno. El costo de los bienes y servicios está aumentando más rápidamente que los salarios, lo que deja a los trabajadores con menos dinero para gastar.

Bloomberg Economics predice una caída del 0,4% en la producción el próximo año y dice que los riesgos son a la baja. La mayoría de los economistas no anticipan un crecimiento significativo hasta la segunda mitad de 2023, poco más de un año antes de la fecha límite para las próximas elecciones generales. Una pizca de esperanza para el sucesor de Truss es que la austeridad temprana dará lugar a recortes de impuestos previos a la votación.

Los hogares están luchando con una restricción cada vez mayor del costo de vida, lo que contribuye a la disminución de la popularidad del gobierno. El costo de los bienes y servicios está aumentando más rápidamente que los salarios, lo que deja a los trabajadores con menos dinero para gastar.

Bloomberg Economics predice una caída del 0,4% en la producción el próximo año y dice que los riesgos son a la baja. La mayoría de los economistas no anticipan un crecimiento significativo hasta la segunda mitad de 2023, poco más de un año antes de la fecha límite para las próximas elecciones generales. Una pizca de esperanza para el sucesor de Truss es que la austeridad temprana dará lugar a recortes de impuestos previos a la votación.

Incluso más allá del corto plazo, la dolorosa realidad es que los factores que impulsaron al Reino Unido en las últimas tres décadas (bienes baratos, mano de obra, crédito y energía) se están moviendo en reversa.

La economía de Gran Bretaña prosperó durante la década de 1990 y principios de la de 2000 junto con un comercio creciente con la Unión Europea y Asia, lo que redujo el costo de los bienes y servicios. Eso, junto con la caída de los precios del petróleo y el gas natural y el libre flujo de trabajadores de la UE, envió la inflación a la baja hasta la pandemia, lo que permitió que las tasas de interés cayeran a mínimos históricos.

Ahora, todos esos vientos de cola han cambiado de dirección. Las fricciones comerciales con la UE y China, junto con el caos de la cadena de suministro global, han aumentado el costo de los bienes. La guerra entre Rusia y Ucrania agotó el flujo de gas natural, lo que disparó los precios.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 26/11/2022 El perfil del ahora CEO de FTX, el hombre a cargo de la autopsia de la empresa en crisis

A sus 63 años, es reconocido por su tenacidad en la misión de recuperar activos de empresas quebradas y encontrar algo de valor en ellas

Deportes 25/11/2022 La Fifa anunció posible récord de ingresos para el actual ciclo de la Copa Mundial

Un récord de US$7, 500 millones en ingresos generará la Fifa

Globoeconomía 25/11/2022 Gobierno de Colombia y guerrilla del ELN invitan a Brasil, Chile y México como garantes

Brasil, Chile y México como países garantes de su proceso de diálogo de paz para poner fin a 60 años de conflicto

MÁS GLOBOECONOMÍA