Una de las metas de los gobiernos con el TLC entre Colombia e Israel es la diversificación de las exportaciones

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Luego de iniciar negociaciones en 2012, el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia e Israel finalmente entró en vigor desde el 10 de agosto de este año, y para dar más detalles sobre sus beneficios, las metas y negociaciones conjuntas, Christian Cantor, embajador de Israel en Colombia, habló en Inside LR sobre los proyectos entre naciones.

Con el TLC ¿Cuáles sectores se verán más beneficiados? Este TLC lo vemos como una herramienta extraordinaria para incrementar no solamente el comercio bilateral, sino también la inversión. Según los expertos estamos hablando de un Rolls-Royce, una herramienta de las más avanzadas que hay. No estamos hablando solo de una reducción de aranceles para servicios y productos industrializados, sino también de un capítulo que tiene que ver con protección de inversión que da el acceso a compañías israelíes y colombianas a las compras públicas.

Estamos hablando de oportunidades muy grandes aquí, específicamente en el sector agro, turismo, sectores de tecnologías de información y equipo médico.

La mayor parte de la producción de Israel es tecnología y, en ese sentido, vemos las oportunidades que esa tecnología pueda llegar para mejorar, aumentar y transformar los productos colombianos y volverlos más competitivos en terceros mercados, no solamente en el mercado israelí.

¿Cuáles serán algunos de los productos que llegarán sin aranceles? Estamos hablando de al principio de nueces de macadamia, piña, guayaba, mango, cacao todo ese tipo de productos que inmediatamente podrían disfrutar de cero aranceles.

Para Israel el volumen más grande de exportaciones hacía Colombia son de maquinaria, todo lo que tiene que ver con la industria agrícola, esos aranceles eran entre 5% y 35%; esto quiere decir que hoy en día cada productor, empresario o agricultor ya puede beneficiarse de una tecnología israelí que es 20% o 30% más barata para mejorar la cadena de valor propia, minimizar los costos y transformar esos productos a unos más competitivos.

¿Cree que empresas israelíes sí están aprovechando a Colombia como plataforma en la región? El sector privado israelí ve a Colombia como un hub de negocios, y este TLC va a agilizar esto por que atrae a esas persona. Llegar aquí crea más incentivos de transformar a Colombia para que sea un hub. Hay que hacer mucho más, hay tratados más específicos que tenemos que hacer, garantizar más las posibilidades de inversión en las regiones, pero este TLC es un paso gigantesco para las relaciones económicas de Israel y Colombia y el futuro económico.

¿Hay empresas israelíes pidiendo pista para entrar al país? ¿En qué sectores se están enfocando? Estamos hablando de todo lo que tiene que ver con medicina digital, educación digital, ciberseguridad, toda la tecnología que tiene que ver con la agroindustria. En Colombia hay presencia de docenas de compañías israelíes, estamos trabajando ya con varias compañías que por ejemplo tienen intereses de crear cadenas de producción agrícola, hay dos que están en proceso.

¿Hay una inversión que el gobierno israelí tenga prevista en Colombia para este año? Cerca de 50% de nuestras exportaciones son tecnología, entonces la forma de financiar ese tipo de industria es un poco diferente a la tradicional.

El Gobierno incentiva, no invierte y es por eso que, en ese sentido, no van a ver mañana una inversión del gobierno de Israel en Colombia como tal, pero sí diferentes canales y mecanismos donde se van a incentivar cooperaciones tecnológicas, por ejemplo, entre compañías colombianas e israelíes. El sector privado israelí tal vez sí quiera invertir en Colombia, pero para eso hay que incentivar, hay que mostrarles las oportunidades y que sea una inversión atractiva.

¿Se espera que este acuerdo ayude al sector turístico? Estamos hablando en una cooperación para salir adelante, porque entendemos la importancia y el volumen que tiene el sector turístico en la economía colombiana. Un enfoque es atraer más turistas, porque tenemos alrededor de 12.000 visitantes israelíes al año en Colombia, y un número bajo que quisiéramos aumentar es el de turistas colombianos en Israel que es de 3.000.

Quisiéramos abrir los mercados no solo para peregrinación sino también para otro tipo de turismo como el médico, tecnológico y de todo tipo. Tenemos que hacer un trabajo más grande para aumentar los números.

Otro enfoque es aprovechar y utilizar las ventajas que Israel tiene en temas tecnológicos que tienen que ver con la industria.

Como hablamos de dos economías complementarias, la ventaja en este TLC no es solamente crear otro mercado para Colombia en el exterior, la ventaja de estas herramientas es que se crea aquí el valor más grande del producto o el servicio que puede después atraer más turistas o exportar a terceros destinos. En ese sentido, creo que Israel tiene mucho para aportar a la economía colombiana.

¿En qué consistirá la oficina de innovación y de capital emprendedor de Colombia en Israel?

Este es un paso muy importante del gobierno de Colombia, una de las metas es hacer una diversificación de la producción y la exportación colombiana hacia el exterior. Nosotros tenemos una fe muy grande en Colombia, no solamente porque en temas tradicionales es la tercera economía más grande en América Latina, por la estabilidad económica y política, sino exactamente por la cultura de innovación y aprendizaje. Aplaudo esta idea de crear esta oficina.