RIPE:
EXPANSIÓN

Se pide una revisión puesto que solo afectará al mercado nacional tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE)

Diario Expansión - Madrid

La Autoridad de Mercados y Competencia (CMA, en inglés) señala en su nota que la CE tiene hasta el 19 de noviembre para responder a su solicitud, y observa que la operación cumple "todos los criterios" que permitirían que Londres, y no Bruselas, se ocupara de supervisarla.

El consejero delegado de la CMA, Andrea Coscelli, reconoce que la fusión entra dentro de la jurisdicción de la Comisión, pero señala que, ya que "solo afectará a los consumidores en el Reino Unido" a partir de 2021, es "correcto" que el regulador británico "la reclame".

El organismo con sede en Londres cree que el caso debe serle transferido por "su potencial impacto en la competencia en diversos mercados de telecomunicaciones mayoristas y minoristas" en el Reino Unido.

En su opinión, el interés de la CE en que haya una coherencia entre las fusiones comunitarias "no afecta a este caso", pues este país se separará del bloque al fin, el 31 de diciembre, del periodo de transición posterior al Brexit -ejecutado oficialmente el pasado 31 de enero-.

La CMA señala en el comunicado que, sea cual sea la decisión de la CE, seguirá colaborando con la investigación de la fusión, que crearía una empresa de telecomunicaciones líder en territorio británico.

El pasado lunes, los directivos de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y Liberty Global, Mike Fries, confirmaron en un artículo periodístico que la operadora resultante de la unión de O2 y Virgin Media invertiría 10.000 millones de libras (11.000 millones de euros) en cinco años en el Reino Unido, con la creación de 4.000 empleos.

Lea el artículo aquí.