.
HACIENDA

El pulso de Boris Johnson, nuevo primer ministro británico, hunde la libra

lunes, 29 de julio de 2019

Su insistencia de aprobar el Brexit con o sin acuerdo con Bruselas antes del 31 de octubre sigue hundiendo la cotización

Expansión - Madrid

Los analistas no tienen duda después de los primeros mensajes lanzados por Boris Johnson como nuevo primer ministro británico. La opción de un Brexit duro es cada vez más probable, desde varias firmas de inversión sostienen que la cotización de la libra, a pesar de sus últimas caídas, no descuenta plenamente un escenario de Brexit sin acuerdo.

El propio Gobierno británico da alas al escenario más temido por los inversores. En un artículo publicado este domingo Michael Gove, el ministro encargado de los preparativos para una salida sin pacto, no dudaba en reconocer que el Gobierno del Reino Unido "opera sobre la base" de que no habrá un nuevo acuerdo de Brexit con la Unión Europea.

La opción de un divorcio hostil podría provocar un caos económico y financiero que multiplica la presión sobre la libra. Los hedge funds encuentran en este contexto una situación idónea para reforzar sus apuestas contra la divisa británica. Los datos correspondientes a la semana pasada reflejan un nuevo incremento de las posiciones bajistas de los hedge funds contra la libra, hasta sumar US$6.110 millones, la mayor cuantía en cerca de un año.

El ascenso de Boris Johnson al frente del Gobierno británico reforzado al fecha límite del 31 de octubre. Desde su llegada el nuevo primer ministro se ha mostrado tajante a la hora de asegurar que Reino Unido abandonará la Unión Europea en este plazo, sin dejar margen para repetir un nuevo aplazamiento.

Los inversores extreman la cautela sobre la libra, y estos recelos aumentan con los mensajes lanzados por varias firmas de análisis. Las previsiones de una eventual paridadno se limitan a su cruce con el euro.

Hace menos de dos semanas los analistas de Hsbc no descartaban un desplome adicional de la libra hasta US$1,10 si se disparaban los temores a un Brexit caótico, y una firma de la influencia de Morgan Stanley anunciaba previsiones más aciagas aún sobre la libra, al pronosticar un desplome hasta US$1,10-US$1,00.

La cotización de la libra se acerca progresivamente a los niveles más bajos previstos por los analistas con el nuevo revés que registra en la sesión de hoy. El insistente pulso del Gobierno británico a Bruselas mantiene las ventas por parte de los inversores, y la libra se desinfla hasta US$1,23, sus cotas más bajas en cerca de dos años y medio, desde marzo de 2017.

La pérdida del nivel de US$1,23 situaría la cotización de la libra al borde de sus mínimos en más de tres décadas, desde el año 1985, cuando se hundió por debajo de US$1,10.

El castigo a la libra no se limita a su cruce con el dólar. El euro sale reforzado, y en su escalada supera hoy el nivel de los 90 peniques. Con este nivel, se queda a un paso de renovar sus máximos anuales, y amplía por encima del 4% su revalorización en los tres últimos meses.

El creciente temor a un Brexit sin acuerdo, además de amenazar la economía británica, podría provocar un vuelco en el rumbo adoptado por el Banco de Inglaterra. Las previsiones de una próxima subida de los tipos de interés se han disipado, y los analistas no descartan ahora posibles rebajas de tipos si se materializan los riesgos de un Brexit caótico.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Japón 24/04/2024 Yen se debilita más allá del nivel clave 155, lo que aumenta el riesgo de intervención

La moneda de la nación asiática se depreció hasta un 0,2% hasta un mínimo de sesión de 155,17, marcando bajas desde 1990

EE.UU. 22/04/2024 Retan a Huggies a demostrar que es "el pañal que más se ajusta" y retiran mensajes

El conflicto de marketing muestra la intensa rivalidad entre Kimberly-Clark y P&G, los dos mayores fabricantes de pañales en EE.UU.

Panamá 22/04/2024 Panamá busca que las calificadoras de riesgo de EE.UU. no bajen grado de inversión

La preocupación por el cierre de la mina perjudicó el valor de los bonos y ha causado que los operadores traten la deuda del país como un crédito con grado especulativo