Los países miembros del Tratado de Asociación Transpacífico realizarán el pacto comercial tras el retiro de Estados Unidos.

El Economista - Ciudad de México

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó esta tarde en Davos que los países miembros del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) alcanzaron un acuerdo para hacer realidad el pacto comercial tras el retiro de Estados Unidos de las negociaciones.

Horas antes, el ministro de Economía de Japón, Toshimitsu Motegi, dijo que el nuevo acuerdo, rebautizado como Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (Cpttp, por su sigla en inglés), o TPP-11, se firmará en marzo en Chile.

El anuncio de los países que permanecieron alrededor del TPP se produce exactamente un año después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera abandonar su integración al bloque comercial.

Trudeau, durante su participación en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, confirmó el éxito de las negociaciones y también abordó la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por su sigla en inglés). "Estamos haciendo lo posible para convencer a nuestro vecino del Sur que el NAFTA debe seguir... para un gobierno progresista, el reto es convencer a los que están en contra del libre comercio que es posible incorporar mecanismos que ofrezcan garantías en cuestiones de medio ambiente, laboral y social".

Esta semana, en coincidencia con el foro de Davos, se lleva a cabo la sexta ronda de negociaciones entre los países Nafta (Canadá, Estados Unidos y México) en Montreal.

Trudeau, luego de recibir una ola de aplausos durante su presentación, recalcó que el Nafta ha generado beneficios "en nuestras economías de Norteamérica, y cómo se ha derramado en el mundo”.

Luego de hablar sobre el comercio mundial y el TPP, desarrolló el tema de la automatización de los trabajos y el impacto en la sociedad.