RIPE:

Mientras reduce sus posiciones en JP Morgan Chase, Wells Fargo o Goldman Sachs, 'el oráculo de Omaha' invierte en oro, vuyo precio subió un 30% en lo que va del año y hace dos semanas tocó un record histórico

Cronista - Buenos Aires

Inclinarse por el oro en el contexto de una pandemia suena como una opción segura, por lo menos para Warren Buffett que en junio compró 20,9 millones de acciones de Barrick Gold Group por US$564 millones. Una vez que trascendió la noticia, el precio del lingote trepó un 2,4% y las acciones de la segunda minera más grande del mundo subieron un 12%, alcanzando su precio más alto (US$30,13) en los últimos siete años.

Tiempo atrás, ‘el oráculo de Omaha’ se había mostrado en contra de la inversión en oro porque consideraba que no es productivo como una granja o una empresa. Sin embargo, el portafolio de Berkshire Hathaway parece estar moviéndose de una manera más conservadora de lo que a Buffett le gustaría admitir. Al reducir sus posiciones en bancos como JP Morgan Chase (vendió cerca del 61% de sus acciones), Wells Fargo (26%), y Goldman Sachs, y optar por el oro (que apenas el 7 de agosto tocó un máximo histórico de u$s 2072,5 la onza), más allá de la sorpresa inicial es una señal de que Buffett también está optando por apuestas más seguras. Desde el comienzo de la pandemia, los bancos han perdido cerca de un tercio de su valor y es difícil dar certidumbre a la economía global sin un panorama de cuándo estará controlado el coronavirus.

“Ver a Buffett entrar en el espacio es obviamente muy interesante y despertará un poco más de interés general”, le dijo a Bloomberg Bryan Slusarchuk, director ejecutivo de Fosterville South Exploration. “El sector es relativamente pequeño, (...) no hace falta un gran cambio en la asignación de activos para hacer subir las acciones de oro”.

Como las tasas de interés reales se mantienen por debajo de cero y la mayoría de los gobiernos, desde los Estados Unidos y los europeos hasta China,siguen desembolsando paquetes de estímulos fiscales para aliviarlas secuelas económicas de la pandemia, los analistas pronostican más aumentos para el metal.

Mientras tanto, los productores de oro se están beneficiando de precios casi récord –en lo que va del año el precio del oro subió un 30%– y esperan atraer a más inversores que se habían alejado del sector hace años.

En este sentido, Daniel Ghali, un estratega de productos básicos de TD Securities, le dijo a Bloomberg: “Estamos, en mi opinión, en un frenesí especulativo aquí, y por lo tanto esta noticia ayuda a convencer a estos especuladores para que se sumen al oro, teniendo en cuenta que el Oráculo de Omaha está interviniendo”.

Además de Barrick Gold, Newmont Corp. (uno de los mayores productores del mundo) también experimentó una suba del 7% en el precio de sus acciones, junto con Kinross Gold Corp. y Harmony Gold Mining Co.

Lea la nota original aquí.