Además de la jornada que llevó al cierre parcial del mercado en Wall Street hoy, esta se suma a otros eventos similares

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

El de hoy es solo uno de las peores lunes negros en las bolsas de todo el mundo. A las 8:00 a.m. hora de Nueva York, el S&P 500 cayó 7% en los primeros minutos de negociación en Wall Street, provocando un alto conocido como interruptor de circuito. El Dow Jones Industrial Average cayó 7.3%, o 1,884 puntos. El índice compuesto Nasdaq cayó 6.9%. En conclusión, los mercados se fueron a la baja a tal punto que por Ley tuvieron que ser cerrados para que el impacto no fuera aún más grande.

El golpe en los mercados fue tan fuerte que en Wall Street se cerraron las negociaciones para dar un respiro a las bajas. Lo mismo ha pasado en otros momentos de la historia bursátil más allá de la Gran Depresión de 1929, en los que también los titulares hablaban de "lunes negros".

Hay que recordar que para ese entonces se conoció como el crack del 29, la caída más devastadora en la historia de la Bolsa de Nueva York, pues no solo empezó con una pérdida en el costo de las acciones y los principales indicadores de referencia sino con más de 2 millones de estadounidenses en bancarrota tan solo en los seis meses siguientes al evento, de ahí el nombre de "la gran depresión".

El origen empezó con el miércoles 23 de octubre de 1929, los precios se desplomaron en Wall Street, y luego llegó "el jueves negro", conocido así porque además de que las principales acciones iban a la baja, por primera vez hasta esa fecha, la Bolsa se llenó de gente que quería vender sus títulos, en vez de comprar. La causa de los fuertes desplomes tenían como antecedentes que Estados Unidos venía de crecer a niveles récord en su producción industrial, en gran parte por los "Bonos Libertad", con los cuales el Estado financió sus planes de guerra y defensa.

Por los bonos, el Estado le devolvería años después a los compradores ese dinero más fuertes intereses en algunos casos de hasta 15%. Como esos papeles fueron altamente demandados y había apetito por esta modalidad de rentabilidad, el sector privado también empezó a colocar los suyos. Paralelo a esto, empezaron a llegar los primeros modelos de crédito como el 'compre ahora y pague después'. "Pero como muchos estaban viendo que se beneficiaban de figuras como el crédito, y los bonos, que además hizo que cualquiera pudiera invertir en la bolsa, generó una burbuja basada en el endeudamiento, la cual explotó en 1929", recordó el historiador Juan Esteban Fuentes, de la Universidad Nacional.

Las caídas no cayeron ahí, LR recuerda algunos de esos otros momentos negros para el mercado bursátil, además del de 1929.

El lunes negro de 1987 
La apertura del 19 de octubre de 1987 el índice bursátil de Dow Jones llegó a para ese entonces la peor caída registrada desde la gran depresión de 1929 con una baja de casi 34%. Diferente a lo que pasa hoy, el dólar iba a la baja frente a las principales monedas.

En esta fecha el aumento de las tasas de intereses a nivel mundial y los futuros inflacionarios a nivel global generó que el déficit comercial entre las principales potencias se agravara.

El golpe en Wall Street llevó a que el japonés Nikkei 225 perdiera más de 15% en menos de dos horas, en Reino Unido el Footsie 100, -13%.

La burbuja de 2008
El 15 de octubre de 2008, el índice industrial Dow Jones en Wall Street cayó a niveles de 8% lo que el Gobierno tuvo que intervenir nuevamente ante el explote de la burbuja inmobiliaria y el mercado cerró. Lo mismo pasó en las principales potencias del mundo como Tokio, Londres, Madrid, Berlín; y en algunas emergentes como en el D.F y Moscú, pues los golpes eran superiores al 10% en los indicadores.

Hay que recordar que el hecho que generó esto fue los fuertes movimientos de los mercados internacionales por la crisis crediticia en los Estados Unidos en los que los ciudadanos no pudieron pagar sus hipotecas. Ese mismo día, según reportó Bloomberg, 90% de las Bolsas de Valores del mundo apagaron sus sistemas.

Lunes negro de 2011
El 8 de agosto de 2011, S&P publicó la calificación soberana para la deuda de Estados Unidos. El 5 de agosto, la agencia Standard & Poor's había cambiado la calificación a la deuda estadunidense de 'AAA' a 'AA+' con perspectiva negativa. El mercado reaccionó con una fuerte caída, nuevamente reflejada en el Dow Jones, que esta vez le pasaron factura a las bolsas europeas.

En Madrid el Ibex perdió 2,4%; la bolsa de Milán -2,6%; la de Londres casi 3,5%; y lo más fuerte se  vio en Frankfurt con más de 5%.

Lunes negro de 2015 
Para este año más de 80% de las materias primas del mundo tenían como comprador principal a China. El problema es que ese país venía de reportar sus peores perspectivas macroeconómicas en 15 años, así que se generó un pánico alrededor de las compras que haría a futuro esa Nación.

La revisión a la baja en el crecimiento del PIB para 2014 y 2015, el gran descenso en las reservas de divisas chinas y el retroceso de dos de los pesos pesados de la banca, fueron los tres factores que hicieron zancadilla a los méritos del Gobierno para canalizar las especulaciones. A la caída, se sumaron las bolsas europeas y el principal indicador de Wall Street. En España, el Ibex al cierre mostró un retroceso de 5%, mientras que el Dow Jones se profundizaba con -1,66%. En la región, Brasil caía a pasos más agigantados con -1,83% y Colombia, -2,8%.