.
INDUSTRIA

El cambio climático está cambiando el color y grado alcohólico de los vinos chilenos

miércoles, 5 de octubre de 2022
RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Experto de la PUCV señala que la sequía y el aumento de la temperatura están afectando la calidad del vino

Diario Financiero - Santiago

La industria vitivinícola es uno de los sectores que mira con mayor atención los efectos que el cambio climático podría tener en el rubro. La falta de precipitaciones y el aumento en las temperaturas, ha comenzado a cambiar los vinos en aspectos como color, acidez, grado alcohólico y sabor.

Alejandro Cáceres, enólogo y académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, quien participó de la Expo Chile Agrícola realizada este miércoles, señala que el cambio climático ha afectado en el terroir de los vinos, lo que define como la conjunción de distintos elementos, como el suelo, clima y el trabajo del ser humano en la uva, que son los que determinan la cepa que se puede producir en una zona en particular.

Afirma que antes tenían “muy bien estudiados” los factores climáticos relacionados con la producción vitivinícola, “pero ahora, para hacer un buen vino, tenemos que investigar todo desde cero, porque cada año está siendo muy diferente a lo que usualmente era”.

El experto señala que, a nivel genético, la planta sabe cuándo tiene que empezar a florecer, pero los factores ambientales influyen directamente. Y lo que hemos visto, con esta falta de agua y el aumento de la temperatura en todos los valles vitivinícolas, es que la fecha de vendimia se ha ido adelantando”, dice.

Cáceres explica que en este escenario, la vid comienza a madurar antes, en períodos donde aún hay altas temperaturas, lo que trae como consecuencia una serie de cambios en el vino.

Estos incluyen pérdida de acidez, aumento en los niveles de azúcar y en los grados alcohólicos, diferencias en la coloración de los vinos debido a una menor acumulación de compuestos fenólicos - antioxidantes que traen beneficios a la salud- y la destrucción de compuestos aromáticos.

“Al final esto nos dice que la calidad del vino va a cambiar mucho, porque los factores climáticos afectan en la concentración de los compuestos químicos que hay en la uva”, sostiene Cáceres.

Los cambios en el clima también han determinado que “la vid esté empezando a encontrar las condiciones ideales para tener una uva de buena calidad en zonas ubicadas más al sur de Chile, como una forma también de adaptarse a un clima más fresco”, dice Cáceres, donde incluso se ha comenzado a producir vinos en zonas como Chiloé y Coyhaique.

Soluciones
El experto señala que es posible implementar algunos cambios en los viñedos para mitigar los efectos del cambio climático.

Entre ellas, Cáceres indica que para evitar que el sol llegue directo a la uva y la vid, una buena herramienta es instalar una malla que cubra los viñedos, además de implementar riego por goteo para evitar al máximo la pérdida de agua en los suelos.

También, comenta que la idea es “no tener los suelos totalmente pelados, sino que ahora y se ve mucho más, por ejemplo, los viñedos con cultivos entre hileras, realizar un manejo entre los kilos de fruta de la vid y la cantidad de hojas que tiene" y utilizar portainjertos que sean resistentes a las condiciones de sequía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Energía 03/12/2022 Rusia no aceptará un tope de precio de US$60 para su barril de crudo según el Kremlin

El límite prohibirá a las empresas brindar servicios, incluidos envíos y seguros, a los envíos de petróleo ruso en todo el mundo

Estados Unidos 05/12/2022 El ejército de Estados Unidos selecciona a Bell Textron para el helicóptero del futuro

El contrato tiene un valor de hasta US$1.300 millones y se espera que el desarrollo tome 19 meses, según el anuncio del ejército

Globoeconomía 06/12/2022 La economía se dirige a uno de sus peores años en tres décadas por crisis energética

La economía mundial se enfrenta a uno de sus peores años por los choques energéticos desatados por la guerra en Ucrania

MÁS GLOBOECONOMÍA