La pandemia afectará a las remesas a nivel mundial. América latina será la región menos impactada y Europa y Asia central las más afectadas

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Las remesas han cobrado relevancia en los mercados de varias economías del mundo, sin embargo, según explica el Banco Mundial, con el virus activo, un menor número de migrantes y oportunidades de empleo más limitadas, el flujo global podría caer hasta 14% en 2021.

América Latina, por su parte, sería la región del mundo menos afectada durante este año, con una caída de 0,2% en el flujo de remesas y un total de US$96.000 millones.

Según la entidad, durante los corrido del año las remesas en Colombia, el Salvador y República Dominicana presentaron un crecimiento interanual positivo entre junio y septiembre.

Según cifras del Banco de la República, durante el tercer trimestre del año la cifra de remesas en el país fue de US$1.884 millones. Durante segundo trimestre, los países de origen que más aportaron fueron EE.UU. con US$700 millones; España, US$192,2 millones y Chile con US$87,5 millones.

El BM estima que las remesas en el país alcancen los US$6.491 millones durante este año, representando 2,4% del PIB nacional; para Perú la cifra sería de US$2.393 millones, 1,2% del PIB; para Chile, US$32 millones y para México, que es el mayor receptor de remesas de la región, la cifra estaría cerca de US$40.508 millones, 3,9% del PIB.

Para 2021, sin embargo, la caída del flujo de remesas de América Latina y el Caribe sería de 8%; con lo que el panorama de la región cambiaría.

“En el caso de Colombia que la mayoría de las remesas se concentran en EE.UU. y Europa, en España y Francia, países que acaban de cerrar, implica que, probablemente, la tasa de desempleo se vuelva a disparar y la perdida de trabajo de los migrantes y si no tienen un euro que ganar no van a poder enviar dinero”, explicó Mateo Ramírez, economista y docente de la Universidad de La Sabana.

Por ahora, el costo mundial promedio del envío de remesas de US$200 aumentó 5,8% en la región durante el tercer trimestre, en Europa y Asia Central, la cifra cayó 6,5%. El BM estima que esta será la región más afectada, el flujo podría caer 16% en 2020 y 8% durante 2021.

“Al igual que con otros temas de la pandemia, es necesario pensar en opciones de generación de ingresos; no va a ser fácil remediar la situación de alguien cuyos ingresos provienen del recibo de remesas”, comentó Julián Arévalo, decano de la Universidad Externado.

Asia Oriental y el Pacífico también tendría una cifra significativa, en 2020 la caída sería de 11% y 4% en 2021; en Oriente Medio y Norte de África de 8% ambos años; en África al sur del Sahara 9% en 2020 y 6% en 2021 y en Asia meridional 4% este año y 11% en 2021.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano Economía Universidad Externado

    “Este dato es especialmente preocupante para países que en las últimas décadas han tenido flujos migratorios hacia países desarrollados”.

  • Mateo RamírezEconomista y docente de la Universidad de La Sabana

    “Si pierden su trabajo pierden la posibilidad de enviar recursos a sus países de origen. Si ciertos países tienen cuarentenas, probablemente las remesas caigan”.

Apoyo a los migrantes será primordial
Aun con la caída en el flujo de remesas, el Banco Mundial explica que durante 2020 estas podrían ser la fuente más importante de financiamiento externo en los países de ingreso mediano bajo, y señaló que con las nuevas restricciones por la pandemia es posible que haya una mayor cifra de migración de retorno.

“Los países de origen o de tránsito deberían considerar medidas para ayudar a los migrantes a regresar a sus hogares”, comentó Michal Rutkowski, director del Departamento de Prácticas Mundiales de Protección Social y Trabajo del BM. Se espera una caída histórica en el número de migrantes internacionales este año.