Expertos prevén una caída menos pronunciada para la actividad local este año, en relación a lo proyectado por el fondo

Diario Financiero - Santiago

Una distancia de hasta más de tres puntos porcentuales existe entre la visión de los economistas locales y la del Fondo Monetario Internacional (FMI), respeto de la magnitud del impacto negativo que tendrá en la economía chilena la crisis sanitaria originada por la pandemia de Covid-19.

Un menor pesimismo que oscila en un rango de caída del PIB de entre 1,3% a 4% para el actual ejercicio que manejan los expertos locales, si se compara con la caída de 4,5% que proyectó para el 2020 esta mañana el FMI.

Esto, a juicio de los expertos, estaría recogiendo el alto nivel de incertidumbre que existe a nivel mundial respecto de lo que finalmente ocurrirá con las medidas que apuntan a una hibernación de la actividad para controlar la velocidad de contagio del coronavirus.

“Hay un alto nivel de incertidumbre respecto de cuánto tiempo se extenderán las medidas de control, como la cuarentena, y de cómo estas afectarán a los distintos sectores económicos”, señaló el economista de Bice inversiones, Marco Correa, quien en su escenario base asume que el mayor impacto se concentrará en el segundo trimestre del año.

Una explicación sobre la mayor profundidad en el deterioro de la economía chilena que prevé el FMI, dice el gerente de Estudios de Gemines, Alejandro Fernández, puede tener relación con que esté anticipando una "eliminación mucho más gradual de las restricciones, que afecte no sólo al segundo y tercer trimestre, sino que también al cuarto y/o que el efecto de la pandemia sea más fuerte al que tenemos nosotros”.

Con esto, aclara, no quiere decir que el FMI esté "exagerando", más bien hace énfasis en que no tiene puntos de referencias que le permitan descartar de plano dicho escenario. De hecho, a sus proyecciones suma un escenario alternativo que dan cuenta de una caída de 3% para este año, junto a un crecimiento de 4% para el PIB de 2021.

Quien se encuentra más en sintonía con el FMI es el subgerente de Asesoría Económica de Econsult Capital, Mauricio Carrasco, quien explica que en su proyección de contracción para este ejercicio espera que el impacto de las paralizaciones se concentre en el segundo trimestre del año, para luego comienzar a revertirse "muy gradualmente".

En tanto, quién se encuentra más distante es el economista jefe de Tanner, Sergio Godoy, quien explica que su estimación está sobre la base de una fuerte expansión fiscal vinculada a los planes informados por el Gobierno, mientras que para el próximo año su proyección incorpora  que persistirá el shock local.

Un punto que se rescata es la recuperación a la que apuesta la entidad internacional al situar el PIB en 5,3% para 2021. Esto porque, según explica el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, reafirma “el carácter transitorio de la crisis, lo que se apoya en las masivas medidas de estímulo que buena parte de los países, incluyendo por cierto el nuestro, ha ido adoptando”.

"Más allá de los números, el escenario del FMI es similar al que nosotros contemplamos en el sentido de que supone una recesión fuerte pero transitoria, que tiene una recuperación de la capacidad productiva de la economía en 2021, lo que es consistente con las altas cifras de crecimiento proyectadas para el próximo año", señala el economista jefe de BTG Pactual Chile, Pablo Cruz.

Respecto de los pasos a seguir, el gerente de Macroeconomía del Departamento de Estudios de Inversiones Security, César Guzmán, hace notar que “la economía ha mostrado una capacidad de recuperación mayor a lo previsto -entre noviembre y febrero- entregando un buen antecedente de cómo podría ser la reactivación una vez se acabe la paralización por la pandemia”.

¿Faltan más medidas fiscales?
Sobre la necesidad de que el Gobierno sume un tercer paquete de medidas para apuntalar a la economía y asegurar una recuperación, los economistas se muestran más bien cautos y apuntan a la necesidad de mantenerse en estado constante de monitoreo.

No obstante aquello, el economista senior de LyD, Tomás Flores, agregó que “serán anunciadas nuevas medidas de acuerdo a la evolución del shock económico y por tanto la política pública anti virus no se agota con las que ya están anunciada”.

En la misma línea, Carrasco espera que en la medida que avancen las semanas se anuncie otro paquete de estímulos para la economía.