Los economistas dicen que el caso de Argentina puede servir de ejemplo para otras naciones que enfrentan incumplimientos

Bloomberg

El premio nobel Joseph Stiglitz y algunos de los principales economistas y académicos del mundo respaldan la oferta de reestructuración de deuda de Argentina por US$65.000 millones a los acreedores antes de la fecha límite del viernes, conforme el país se enfrenta a un incumplimiento a finales de este mes.

Thomas Piketty, Kenneth Rogoff, Ricardo Hausmann y otros 135 economistas escribieron una carta abierta el miércoles, instando a los acreedores a llegar a un acuerdo con el segundo mayor país de Sudamérica. La carta estuvo dirigida por Stiglitz, quien fue mentor del ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, cuando trabajaba en la Universidad de Columbia. Los acreedores, como Blackrock y Fidelity, ya han rechazado la oferta.

“En el contexto de esta emergencia global, Argentina encabeza un proceso de reestructuración de la deuda pública de manera constructiva, de buena fe y con el apoyo de todos los sectores políticos nacionales”, dice la misiva. “Se pide a los acreedores que reduzcan el flujo de ingresos, pero seguirán recibiendo tasas de interés razonables en el futuro”.

Argentina propone a sus tenedores de bonos que acepten una reducción en el pago de capital e intereses y un período de gracia de tres años, argumentando que el país no puede hacer frente a sus obligacioness sin perjudicar sus perspectivas de crecimiento futuro. Los acreedores y el Gobierno están tratando de lograr un compromiso, según personas con conocimiento del asunto. Pero no está claro si se llegará a un acuerdo antes del 22 de mayo, cuando termina un período de gracia para el pago de bonos para Argentina.

Los economistas dicen que el caso de Argentina puede servir de ejemplo para otras naciones que ahora se enfrentan a posibles incumplimientos a raíz de la pandemia de coronavirus.

“Ahora es el momento para que los acreedores privados actúen de buena fe. Una resolución responsable sentará un precedente positivo, no solo para Argentina, sino para el sistema financiero internacional en general”, según la carta.