En la primera semana de aislamiento, la penetración del comercio digital registró un alza de 100%

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En medio de la crisis económica que vive el mundo, el comercio electrónico atraviesa su mejor momento en América Latina con crecimientos superiores a 300%. Según un estudio de Kantar a nivel regional, en la primera semana de confinamiento, la penetración del e-commerce registró un aumento de 100%, mientras que en la cuarta semana el alza fue de 387%.

Las cifras anteriores reflejan que los consumidores latinoamericanos están cambiando sus hábitos de compra, especialmente en países como México y Brasil, donde se registra una penetración semanal del comercio digital de más de 500% y 65%, respectivamente, de acuerdo con datos recopilados por Kantar.

En el caso de Colombia también se evidencia un aumento en el uso de este canal. Según una publicación de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, el e-commerce ha crecido entre 50% y 80% durante la cuarentena, siendo las categorías de deportes (85,6%), retail (52,9%) y salud (38,2%) las que más crecen.

Este tendencia a nivel regional ha llevado a que el sector registre “crecimientos en algunas categorías en los últimos 45 días a nivel de los Ciberlunes. Algo que nos hubiera llevado quizás más de cinco años lo vivimos ahora”, dijo Marcos Pueyrredon, presidente del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (eCommerce Institute).

Con la anterior visión acerca del avance del comercio electrónico estuvo de acuerdo Alberto Pardo, CEO y fundador de Adsmovil, quien agregó que el comercio electrónico se adelantó mínimo dos o tres años en América Latina gracias a la coyuntura, ya que en general la región, a excepción de Brasil, venía un poco atrasado en relación a otras economías, debido a que la población en Latinoamérica es joven. “Aún hay muchos temores entorno a este canal y además falta que los empresarios incentiven más este segmento”, dijo.

El avance que ha registrado el sector a nivel regional se debe a la continuidad de la operación de los retailers y marcas que tenían desarrollados sus capacidades digitales y a que todo lo que se hacía en forma física o presencial no tuvo más remedio que virtualizarse o digitalizarse, dijo Pueyrredon.

La continuidad y preferencia por las operaciones digitales se evidencia en que, por ejemplo, Mercado Libre registró más de 1,7 millones de compradores digitales nuevos en Latinoamérica, desde la llegada del covid a la región, y Linio resalta un crecimiento a doble y triple dígito en las compras y búsquedas.

LOS CONTRASTES

  • Alberto PardoCEO y fundador de Adsmovil

    “El comercio electrónico se adelanto mínimo dos o tres años en América Latina debido a esta contingencia. Los consumidores se adaptaron rápidamente”.

  • Marcos PueyrredonPresidente del eCommerce Institute

    “Hemos vivido niveles de crecimiento en los últimos 45 días para algunas categorías a nivel evento masivo de conveniencia, como los Ciberlunes o Black Friday”.

Con base en lo anterior, Pardo aseguró que “las cifras que hemos visto de algunas de las tiendas claramente muestran crecimientos de 40%, 50% o incluso hasta del triple. Sin duda alguna, los supermercados, droguerías y tiendas de consumo que tengan desarrollada la infraestructura digital son los grandes ganadores, al igual que las plataformas de domicilios. A esto toca sumarle el aumento del uso de Netflix, por ejemplo, y las transacciones bancarias”.

Lo anterior es un reflejo de que los miedos o temores que había entre los consumidores hacia el uso del comercio electrónico han quedado a un lado en medio de la crisis. Sin embargo, aún persisten algunas barreras o retos en el sector, tales como la falta de capacidad instalada por parte de algunos comercios para responder a la demanda, señaló Pueyrredon quien también agregó que este tipo de obstáculos llevó a que el eCommerce Institute abriera programas de formación gratuitos y online, para continuar capacitando a los profesionales en desarrollar sus conocimientos y adaptarse a esta industria cada vez más dinámica.

A pesar de las dificultades que se han superado y las que faltan se puede hablar de un ‘nuevo consumidor poscovid- 19’ en la región, el cual se está empezando a perfilar acorde a las categorías que se han venido impulsando como las de streaming o EdTech.

Las cifras con las que cerró el mercado a nivel regional el año pasado
De acuerdo con el análisis de Kantar, el comercio electrónico en Argentina al cierre del año pasado presentó un crecimiento de 7,6%, mientras que en Brasil de 6,6%, en Chile de 5,5%, en Colombia de 9,9% y en México de 3,7%. Al contrastar estos datos con los desarrollos actuales, es evidente que “la visión que tenían los consumidores sobre el comercio electrónico cambió en medio de la coyuntura. Esto va a generar una aceleración masiva no solo del e-commerce, sino de la transformación digital en toda la región”, concluyó Pardo.

Otros de los retos del comercio electrónico
De acuerdo con Pueyrredon, "las barreras que aún encontramos en la región dependen mucho del 'estadio de madurez' en el cual está la oferta, ya sean retailers y marcas que podemos agruparla en tres grupos. El primero es el denominado 'early adopters', tenían ya sus 'músculos' más preparados para soportar estos picks de crecimiento, porque ya habían vivido el 'entrenamiento' de un Ciberlunes, por lo que sus canales digitales están por encima del 5 a 10% (más de 200/300 operaciones por día) de sus ventas totales". Estos pueden terminar de ajustar algunas cosas para responder a la demanda.

En el segundo grupo se encuentran los llamados "'early majority', son quienes recién están desarrollando sus  “músculos” y dando rápidamente sus primeros pasos, pero aún sus canales digitales están entre 1 a 3% (no superan las 50 operaciones por día) de sus ventas totales. En estos días de cuarentena han vivido un saldo exponencial de sus ventas, ya que en la gran mayoría han sido su único canal de ventas. Este gran crecimiento les representa un 'happy problem', pero a su vez no tienen la capacidad instalada para poder adaptarse al mismo y ese es su principal barrera: qué capacidad de adaptación y aceleración tienen para desarrollar sus 'músculos' digitales y mantener en forma sustentable y rentable este crecimiento", dijo Pueyrredon.

Para finalizar están los "'late Majority', son quienes aún no han enfrentado el desafío de la apertura de sus canales digitales en forma seria y que este nuevo contexto los pone en una situación muy crítica, ya que tienen que 'reinventarse' rápidamente y desarrollar sus 'músculos' en muy poco tiempo", concluyó el experto.