La entidad señala que las medidas traen costos a corto plazo pero pueden ayudar a una recuperación mucho más rápida

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Durante los primeros meses de pandemia, la mayoría de países implementaron cuarentenas obligatorias para sus habitantes con el objetivo de frenar la curva de contagio, ahora, casi seis meses después, las medidas empezaron a flexibilizarse en busca de una reactivación económica.

Sobre esto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) señala en su más reciente informe “El gran cierre: diseccionando el efecto económico” que los bloqueos, si bien traen costos a corto plazo, podrían ayudar a los países a tener una recuperación mucho más rápida, al reducir el número de infecciones, y el grado de distanciamiento social voluntario de sus ciudadanos.

“Si no estamos mitigando los impactos del virus, no va a existir nadie que salga a comprar, a producir o invertir”, explicó el economista y consultor de Upside Radical, Martín Jaramillo.

El FMI señala que a pesar de que los cierres estrictos fueron disímiles en los diferentes países, el aislamiento social voluntario para prevenir el contagio del virus también ha influido en la recesión de las economías.

En el caso de las economías avanzadas hubo una mayor limitación en la movilidad por cuenta de distanciamiento voluntario que por cuarentenas obligatorias, mientras que en las economías emergentes y de bajos ingresos, las personas solo habrían dejado de movilizarse cuando se implementaron cierres y no por voluntad propia (ver gráfico).

En todo caso el FMI señala que lo importante es reducir el número de contagios si los países quieren tener un verdadero avance. “Abordar los riesgos sanitarios parece ser una condición previa para posibilitar una recuperación económica fuerte y sostenida”, señalaron Francesco Grigoli y Damiano Sandri, economistas de la entidad.

LOS CONTRASTES

  • Carlos Sepúlveda Decano de Economía de la Universidad del Rosario

    “Las cuarentenas puntuales son muy efectivas en disminuir la propagación. Por lo que es posible que cuando se terminen, la recuperación sea más acelerada”.

  • Humberto GarcíaEconomista y docente de la U. Militar Nueva Granada

    “La recuperación económica debería pasar por una reducción previa, seria y consistente de la curva de contagios. Puede haber nuevas cuarentenas si el rebrote es elevado”.

Para tener un balance en el que se mitigue el contagio y se beneficie un poco más la economía, el FMI señala que se necesitan medidas alternativas que ayuden a frenar el contagio y que puedan tener un menor costo económico a corto plazo, como la distribución de pruebas, el rastreo de contactos y el uso de tapabocas.

“Lo que intenta mostrar el FMI es la importancia de tener medidas, más que las cuarentenas, medidas efectivas de contención del virus para generar una recuperación acelerada, si después de cuarentenas estrictas el virus sigue presente y no está controlado, la recuperación económica va a ser mucho más lenta”, aseguró Carlos Sepúlveda el decano de Economía de la Universidad del Rosario.

Sin embargo, para los países que todavía tienen altas tasas de contagio la entidad invitó a los gobiernos a ser “cautos” a la hora de levantar las medidas de aislamiento obligatorio, pues según el FMI, se tiene certeza de que la aplicación oportuna de los confinamientos puede ayudar a reducir los casos, un elemento que será clave para una verdadera reactivación.

Los investigadores que participaron en el informe señalan que tener confinamientos estrictos y de corta duración es mucho mejor a tener medidas suaves de manera prolongada.

“En Colombia vivimos cuarentenas muy largas de alguna manera, así como generó unos costos enormes económicos, también habilitó la capacidad del sistema de salud, bajo esa lógica uno esperaría que la recuperación se de a buen ritmo”, señaló Sepúlveda.

La entidad reafirmó que esta crisis ha afectado a los más vulnerables y en especial a la población entre los 18 años y 44 años en materia de movilidad debido a que deben quedarse en casa para cuidar de los niños o adultos que en la mayoría de países tienen mayores restricciones. Esto, se habría presentado principalmente en mujeres.

Finalmente, para evitar que la desigualdad intergeneracional aumente, el informe del FMI señala la importancia de reforzar las políticas de desempleo o apoyar las licencias pagas para los padres.

El orden en que los países cerraron los sectores para mitigar el covid-19
Entre los hallazgos que el FMI se encuentra que la primera medida por la que optaron los gobiernos fue implementar restricciones de viaje y movilidad; en segundo lugar se habló de cerrar escuelas y cancelas las reuniones públicas; tras estas medidas se optó por cerrar las oficinas y lugares de trabajo e incluso restringir la movilidad interna de los ciudadanos, que llevó a cerrar el transporte público y a lanzar órdenes de permanecer en casa. Para la entidad es necesario evaluar el impacto individual de cada medida en materia económica y social.

Documentos adjuntos