Brent bajó 2,57 dólares, a razón de 33,22 dólares por barril; el crudo estadounidense West Texas disminuyó 1,48 dólares

Reuters

El petróleo Brent cayó un 7% el jueves después de que el presidente Donald Trump restringió los viajes de Europa a Estados Unidos como parte de las medidas para intentar detener la propagación del coronavirus, después de que la Organización Mundial de la Salud describió el brote como una pandemia.

Una avalancha de suministros baratos que ingresó al mercado desde Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos aumentó la presión sobre los precios. Los productores del Golfo Pérsico están aumentando la producción mientras pasan a la ofensiva en una guerra de precios del petróleo con Rusia.

El Brent bajó 2,57 dólares, o un 7,2%, a 33,22 dólares por barril, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) disminuyó 1,48 dólares, o un 4,5%, a 31,50 dólares.

Las bolsas mundiales se desplomaron y el índice Dow Jones está en camino a su peor desempeño desde el "lunes negro" que vivió Wall Street en 1987, luego de que Trump anunció las restricciones de viajes.

Los precios del petróleo redujeron brevemente las pérdidas después de que la Reserva Federal de Nueva York dijo que aumentará las compras de deuda del Tesoro e introducirá nuevas operaciones de repos, pero el rebote se desvaneció rápidamente en los mercados.

"La carnicería en el mercado mundial continúa mientras Wall Street batalla por comprender por cuánto tiempo la pandemia afectará los viajes, el comercio y la vida diaria", dijo Edward Moya, analista senior de mercado de OANDA en Nueva York.

La demanda de crudo ha caído con fuerza en el primer trimestre del año, principalmente debido al impacto del virus en la actividad económica china.

Tanto el Brent como el WTI han perdido aproximadamente un 50% desde los máximos alcanzados en enero. Ambos contratos sufrieron el lunes sus mayores descensos en un día desde la Guerra del Golfo de 1991, después de que Arabia Saudita inició una guerra de precios.