.
PANAMÁ

Confianza inversionista en Panamá está en riesgo por cuenta de protesta antiminera

martes, 31 de octubre de 2023

Muchas zonas del país se encuentran paralizadas por cuenta de las manifestaciones.

Foto: Bloomberg

Las protestas completan este viernes 10 días. Los bonos con vencimiento en 2036 se desplomaron en la última jornada

Bloomberg

La reputación de Panamá como refugio favorable a los inversores está en riesgo por los intentos de cerrar una gigantesca mina de cobre de propiedad canadiense, el último caso de un proyecto de materias primas que desencadena malestar social en América Latina.

Ante una explosión de ira popular que paralizó al país la semana pasada, el gobierno cedió a las demandas de los manifestantes de convocar un referéndum sobre si se debía descartar un acuerdo multimillonario con First Quantum Minerals, que había aprobado apenas unos días antes.

Panamá ha sido una de las mayores historias de éxito de América Latina en este siglo, transformada por un auge económico que le ha dado un nivel de vida similar al de Polonia, y un centro financiero cuyos rascacielos de cristal se parecen a los de Miami.

Los inversores extranjeros se sintieron atraídos por su economía dolarizada, la élite empresarial de habla inglesa y, hasta hace poco, sus reglas predecibles. Pero eso puede cambiar.

"Esto definitivamente nos afecta como lugar seguro para la inversión", dijo Frank de Lima, ex ministro de Finanzas. “Estamos hablando de la inversión privada más grande jamás realizada en Panamá, y casi al nivel de la ampliación del Canal de Panamá. No hay seguridad jurídica ni seguridad para las inversiones”.

Las acciones de First Quantum se desplomaron 28% el lunes, ya que los inversores valoraron la posibilidad de que la empresa perdiera su mayor fuente de ingresos. Los bonos en dólares de Panamá con vencimiento en 2036 cayeron 1,4 centavos por dólar a 95,7 centavos, según datos indicativos de precios de Bloomberg.

Gas lacrimógeno y rocas

Los problemas de First Quantum se están desarrollando en un país liderado por uno de los gobiernos más proempresariales de la región. Pero ante un desorden creciente y a medio año de elecciones generales, el presidente Laurentino Cortizo fue presionado para convocar un referéndum.

No logró sofocar las protestas. El lunes por la noche, manifestantes en la capital lanzaron piedras y fuegos artificiales hacia el Congreso y derribaron barricadas, mientras la policía respondía con gases lacrimógenos. Algunas empresas taparon sus ventanas con tablas, mientras que en las paredes de toda la ciudad se pintaron grafitis como “no a la minería” y “Panamá no está en venta”.

La manifestante Patricia Miranda, de 30 años, sostenía un cartel que decía “sin agua no hay cerveza” y explicó que su mayor preocupación es la contaminación del agua.

“Hemos vivido años de corrupción, confinamientos y mala gestión de la pandemia. Se trata de la mina, pero también de toda la corrupción”, afirmó.

Los proyectos petroleros y mineros enfrentan una creciente hostilidad en toda América Latina, una importante fuente de producción de materias primas, desde mineral de hierro hasta soja, por preocupaciones sobre daños ambientales. En agosto, los votantes de Ecuador respaldaron referendos para cerrar un importante proyecto petrolero en el Amazonas y también restringir la minería de oro y cobre.

Gustavo Petro ganó las elecciones de 2022 en Colombia con la promesa de detener nuevos contratos de exploración petrolera, mientras que México nacionalizó sus depósitos de litio y congeló nuevas licencias de hidrocarburos para inversores privados. En Brasil, la minería ha sido objeto de un mayor escrutinio por parte de las autoridades ambientales y ha encontrado oposición pública después de dos desastres mortales de represas desde 2015.

Pérdida de fe

La economía de Panamá se ha expandido a una tasa anual promedio de más del 6% durante las últimas dos décadas, una de las tasas más rápidas de América, liderada por proyectos de obras públicas y bienes raíces. Pero la pérdida de fe en el país sobre el trato que le da a la mina puede hacer que esas tasas de crecimiento sean más difíciles de sostener, según JPMorgan Chase & Co.

"Si se revoca el contrato, creemos que la probabilidad de que Panamá pierda su calificación de grado de inversión en el corto plazo aumenta significativamente, ya que una menor confianza en el marco institucional del país probablemente conduciría a una menor inversión y un menor crecimiento a mediano plazo", dijo Steven, estratega de JPMorgan. Palacio escribió en una nota.

Los panameños ya estaban enojados por la corrupción, el aumento del costo de vida y el alto desempleo. El acuerdo minero fue “la gota que colmó el vaso”, según el ex ministro de Finanzas de Lima, opositor del gobierno.

Las protestas han sido respaldadas por sindicatos, activistas medioambientales y estudiantes, entre otros.

La legisladora de oposición Walkiria Chandler D'Orcy dijo que la convocatoria de un referéndum no es suficiente para detener las protestas. Dijo que el acuerdo es inconstitucional y exigió su derogación.

El lunes, el tribunal electoral dijo que no podía celebrar el referéndum hasta que el Congreso aprobara una ley. Luego, el gobierno dijo que planeaba presentar un proyecto de ley para permitir la votación.

Mientras tanto, la Corte Suprema está considerando dos demandas para declarar inconstitucional el acuerdo First Quantum.

Panamá celebrará elecciones generales el 5 de mayo y Cortizo no podrá optar a un segundo mandato debido a una norma que prohíbe mandatos consecutivos. Según las encuestas, es probable que al Partido Demócrata Revolucionario de Cortizo le vaya mal.

El expresidente Ricardo Martinelli, otro político proempresarial que gobernó un crecimiento vertiginoso cuando dirigió el país de 2009 a 2014, está a la cabeza con más del 40% de apoyo, a pesar de que pasó un tiempo en prisión por cargos de corrupción.

Techo de déficit

Si el país vota a favor de revocar el contrato minero en el referéndum del 17 de diciembre, el gobierno tendrá que encontrar la manera de llenar un gran agujero en sus cuentas fiscales.

La mina de First Quantum produce aproximadamente 1,5% de toda la producción mundial de cobre y proporciona al gobierno ingresos equivalentes a aproximadamente 0,9% del producto interno bruto. Sin esos fondos, Panamá probablemente superará su techo de déficit 3% del PIB, dijo Ramiro Blázquez, jefe de investigación y estrategia de BancTrust & Co. en Buenos Aires.

El director ejecutivo de First Quantum, Tristan Pascall, dijo en una llamada con inversionistas la semana pasada que la compañía está consciente de las protestas y trabajará más duro para comunicar los beneficios que la minería puede brindar a las comunidades de Panamá.

A principios de este año, Fitch Ratings dijo que un acuerdo entre el gobierno y First Quantum sobre el pago de regalías e impuestos convertiría a la mina en el mayor contribuyente de impuestos del país después del canal de Panamá.

Fitch califica el condado con BBB-, un nivel por encima de la basura, mientras que Moody's Investors Service y S&P Global Ratings lo califican dos niveles por encima.

La votación amenaza con una “pérdida permanente de ingresos” y el gobierno no parece tener un plan B para su presupuesto en ese caso, dijo Siobhan Morden, directora de Estrategia de Renta Fija para América Latina del Banco Santander SA.

Eso pone en grave riesgo la calificación crediticia de grado de inversión del país, afirmó.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Ecuador 19/04/2024 Los inversionistas evalúan los bonos de Ecuador en medio del referendo en ese país

Este domingo 21 de abril, los ecuatorianos votarán si están a favor o en contra de las medidas extraordinarias de seguridad

Brasil 19/04/2024 Lula da Silva aprueba pago de brasileña Petrobras del 50% en dividendos retenidos

El directorio de Petrobras votó el mes pasado a favor de reservar US$8.430 millones en dividendos adicionales para pagar en el futuro

Sudán 19/04/2024 ONU advierte que 800.000 personas están en peligro extremo en una ciudad de Sudán

La ONU ha declarado que casi 25 millones de personas, la mitad de la población de Sudán, necesitan ayuda y unos 8 millones han huido de sus hogares.