La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diario Financiero - Santiago

El Indicador de Sentimiento Económico (ISE), publicado hoy por la CE, aumentó 0,9 puntos en octubre en la zona euro y 1,1 puntos en la UE.

La confianza de consumidores y empresarios en la situación económica mejoró en octubre, por sexto mes consecutivo, tanto en la zona del euro como en el conjunto de la Unión Europea (UE), un aumento que también afectó al Indicador del Clima Empresarial en los países de la moneda única.

El Indicador de Sentimiento Económico (ISE), publicado hoy por la CE, aumentó 0,9 puntos en octubre en la zona euro y 1,1 puntos en la UE, hasta los 97,8 puntos y 101,8 puntos, respectivamente.

En España la confianza económica se deterioró en 2,2 puntos, hasta alcanzar los 94,6, un retroceso que se reflejó en todos los sectores que mide este indicador: industria (-14,2), servicios (-7,2), consumidor (-20,7), comercio minorista (-5,0) y construcción (-64,8).

El Indicador de Clima Empresarial (ICE), mejoró en octubre 0,18 puntos en los países del euro, hasta situarse en -0,01.

El avance del ISE estuvo impulsado por una mejora de la confianza en industria, pero se vio matizado por el retroceso en servicios, comercio minorista y construcción.

Los países de la zona euro que experimentaron un mayor aumento de la confianza económica fueron Holanda (3,3), Francia (2,6) y Alemania (0,8), mientras que otros como España e Italia registraron caídas (2,2 y 2, respectivamente).

La CE destacó el marcado aumento de la confianza en la industria (1,8), y lo atribuyó a las mayores expectativas de producción y por la evaluación del actual nivel de pedidos.

La confianza en los servicios registró un ligero descenso (-0,5), como resultado sobre todo del empeoramiento de la situación empresarial y las expectativas de negocio.

Por otro lado, la confianza del consumidor mejoró ligeramente (0,4), en línea con la tendencia al alza registrada desde diciembre de 2012.

La CE aclara que esta mejora se debe fundamentalmente a la mejora de las expectativas sobre el futuro de la situación económica general y al ahorro de los últimos 12 meses.

Por el contrario, las expectativas de los consumidores en materia de desempleo empeoraron y las relativas a su situación financiera en el futuro se mantuvieron sin cambios.

La confianza en los servicios financieros (que no está incluida en las mediciones del ISE) retrocedió igualmente (2,7 puntos), por las peores expectativas de demanda