.
ENERGÍA

Con nitrógeno canadiense Alemania busca reducir su dependencia energética rusa

sábado, 27 de agosto de 2022

Canadá le proveerá dicha materia a partir de 2025 valiéndose de los gasoductos de exportaciones que se encuentran en EE.UU.

Mauricio Zuluaga

La crisis energética desencadenada tras la invasión de Rusia a Ucrania tiene a los gobiernos de Europa en una búsqueda apresurada por garantizar su abastecimiento presente y futuro. Alemania, uno de los países más afectados, ve en Canadá el socio ideal para suplir a los productores rusos. En su visita a este país, el canciller alemán Olaf Scholz, dio el primer paso. Junto al primer ministro Justin Trudeau, firmaron un acuerdo preliminar para el suministro de hidrógeno canadiense producido a partir de energía eólica.

Tras el acuerdo, Alemania sería el primer gran cliente de la planta del llamado hidrógeno verde que se construirá en Stephenville, en la provincia de Newfoundland. Sin embargo, la medida no impactará inmediatamente el mercado energético, pues se prevé que el primer despacho se daría en el 2025, una vez se haya desarrollado la infraestructura necesaria. Lo cierto es que este es el principio de un cambio geopolítico que podría impactar positivamente la relación América-Europa.

“Casi todos los proyectos que estamos viendo en el Atlántico canadiense realmente surgieron después de la invasión. Esto es parte de una estrategia para que los alemanes, y eventualmente toda Europa, digan que no volverán a depender de Rusia”, aseguró el ministro canadiense de Recursos Naturales, Jonathan Wilkinson.

El hidrógeno verde, producido a partir de energía eólica o solar, es el más limpio y también el más costoso de los tres tipos usados para generar energía, donde se encuentran además los obtenidos a partir de gas natural y carbón. Mientras en 2019 el costo de producción de un kilo de hidrógeno de este tipo oscilaba entre US$2,5 y US$4,5, para 2030 se prevé que podría ser el más económico de los tres, alcanzando un precio promedio inferior a los US$2, y de menos de US$1 en 2050. En la estrategia presentada por el Gobierno de este país en el 2020, se calculó que el desarrollo de esta industria a nivel nacional podría llegar a generar cerca de 350.000 puestos de trabajo.

Si bien es cierto que garantizar el acceso futuro a energías limpias es importante porque le ayudaría a Alemania a cumplir su meta de cero emisiones en el 2050, también lo es que buena parte del interés en la visita del canciller alemán estaba centrada en la posibilidad de que Canadá, país con 1,3% de las reservas mundiales de gas, pudiera exportar ese combustible a Europa.

Sobre el particular, el primer ministro Justin Trudeau aseguró que “nunca ha habido un caso de negocio sólido”, argumentando que el gas natural tendría que ser enviado por un gasoducto desde los campos ubicados en el oeste de Canadá hasta una terminal de licuefacción aún sin construir en la Costa Atlántica.

Algunas voces del sector energético están en desacuerdo con lo dicho por el primer ministro y aseguran que la factibilidad de las exportaciones de gas pasa en buena parte porque desde el ejecutivo se flexibilicen ciertas normas que hasta ahora hacen inviable el desarrollo de la infraestructura necesaria. Por ahora diversas compañías se encuentran analizando la viabilidad de exportar gas a Europa, por lo que el mandatario canadiense sostuvo que su Gobierno estaría dispuesto a facilitar el proceso con el fin de ayudar a sus aliados europeos.

“La mejor forma en que Canadá puede ayudar a sus aliados es continuar suministrando gas natural a los mercados globales a través de los gasoductos existentes en los Estados Unidos y luego, eventualmente, a través de las exportaciones de GNL en la costa oeste de Canadá, donde se está construyendo la única terminal de exportación del país”, afirmó Trudeau. El canciller alemán coincidió con esta apreciación, argumentando que se requiere descongestionar el mercado internacional. “Incluso si estas exportaciones no van directamente a Alemania o Europa, son una ayuda porque hay una falta de oferta”, dijo Scholz.

LOS CONTRASTES

  • Markus SchäferMiembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group

    “Para aumentar nuestra producción de vehículos eléctricos se necesita acceso directo a fuentes de materias primas y así mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la cadena de suministros”.

  • Justin TrudeauPrimer ministro de Canadá

    “La mejor forma en que Canadá puede ayudar a sus aliados es continuar suministrando gas natural a los mercados globales a través de los gasoductos existentes en EE.UU.”.

En el marco de la visita de la visita del líder del Gobierno alemán, Canadá firmó además convenios con Volkswagen y Mercedes-Benz, los cuales ayudarían a los fabricantes de automóviles alemanes a asegurar el acceso a los minerales críticos necesarios para las baterías de los vehículos eléctricos, tales como el litio, el níquel, el cobalto y el grafito. De esta manera la marca Mercedes aspira a que todos sus vehículos sean eléctricos en un lapso no mayor a diez años.

“Para aumentar nuestra producción de vehículos eléctricos se necesita acceso directo a fuentes de materias primas y así mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la cadena de suministro de vehículos. Gracias a nuestro memorando de entendimiento con Canadá, Mercedes-Benz tiene un socio fuerte y capaz para abrir nuevos caminos para una nueva era de transformación sostenible en la industria automotriz”, afirma Markus Schäfer, miembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group.

Este acuerdo con los fabricantes alemanes se suma a la ventana abierta por el gobierno de los Estados Unidos dentro de la ley para reducir la inflación presentada por Biden. La norma, además extender los subsidios por compra de carros eléctricos a los vehículos fabricados en Canadá, incluyó un incentivo federal para vehículos fabricados con minerales críticos extraídos o procesados ​​por socios con los que se tengan acuerdos de libre comercio o que sean reciclados en Norteamérica, lo que abre una oportunidad enorme para las empresas canadienses que se encuentran explorando y extrayendo minerales críticos.

Alberta por fuera del acuerdo

Alberta produce 80% del petróleo y 60% del gas canadiense. De ahí que en la provincia había gran expectativa por que se concretara la venta de gas natural a Alemania, lo que garantizaría mayores inversiones y el desarrollo de nueva infraestructura. El hecho de que Trudeau y Scholz dieran prioridad al hidrógeno verde muestra la realidad a la que se enfrenta esa zona del país, donde ya comienza a verse una migración importante de la actividad extractiva hacia las renovables.

El más reciente informe de la firma de investigación Rystad Energy, con sede en Oslo, revela que para el 2025 esa parte del país generará la mitad de la capacidad renovable de Canadá, equivalente 21 gigavatios (GW). Actualmente el 17.3% de la energía que se genera en el país proviene de fuentes renovables, por lo que los proyectos que se adelantan en la tradicional región petrolera aportarían a que dicho indicador llegue a niveles cercanos al 20%.

Canadá es responsable por cerca del 1.89% de las emisiones a nivel mundial. Su compromiso a reducirlas entre 40 y 45% de aquí al 2030, frente a los niveles del 2005, y llevarlas a cero en el 2050.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Agro 23/09/2022 Gobierno de Brasil admite problemas con estimaciones sobre las cosechas de café

Las cifras de café de la Conab, el mayor productor y exportador del mundo, han sido objeto de debate entre operadores y analistas

Agro 21/09/2022 Trigo sube en Chicago por temor a escalada bélica en Ucrania; el maíz y la soja bajan

El maíz de diciembre de la Cbot CZ2 bajaba 5 centavos a US$6,87 el bushel y la soja de noviembre SX2 bajaba 12,5 centavos

Bolsas 21/09/2022 Los bonos salvadoreños repuntan tras resultados de la primera oferta de recompra

El Salvador recomprará el resto de los bonos a precio de mercado en al menos unas ocho semanas, según un tuit del presidente

MÁS GLOBOECONOMÍA