.
GLOBOECONOMÍA Con decisiones internacionales, comienza una nueva etapa para los intereses españoles en Cuba
jueves, 18 de diciembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El comienzo de las relaciones diplomáticas modernas entre España y Cuba comenzó cuatro años después de uno de los mayores fracasos internacionales en la historia española: la guerra de 1898, que supuso la pérdida de la isla caribeña como colonia. «Más se perdió en Cuba», se suele decir como ejemplo de derrota tumbativa. Pero lo cierto es que los contactos políticos y económicos entre España y Cuba, antes y después del régimen comunista, no han sido demasiado negativos, aunque sí han generado episodios polémicos. La presencia empresarial española se concentra actualmente en el turismo, el transporte y, hasta hace un par de años, la energía. En total, las inversiones acumuladas rondan los US$2.243 millones.

Durante gran parte de la etapa franquista, entre 1960 y 1975, la ruptura de contactos diplomáticos por razones políticas fue compatible con intensos intercambios económicos en diversos sectores. Muchas fortunas que habían sido expropiadas tras el derrocamiento de Fulgencio Batista regresaron a España. En 1975, la firma de un nuevo convenio bilateral convirtió a Cuba en el primer mercado español en América Latina.

Durante los catorce años de mandato de Felipe González, la relación hispano-cubana fue cordial, y en 1986 el presidente del Gobierno fue condecorado en La Habana con la Orden de José Martí, la máxima distinción del régimen castrista. En 1990, no obstante, se produjo un incidente serio cuando 18 cubanos se refugiaron en la embajada española de La Habana en busca de protección. El Gobierno español reaccionó enviando a las fuerzas especiales a la legación diplomática. Con Aznar también se alternaron periodos tranquilos con momentos delicados como las numerosas manifestaciones en Madrid a favor de las libertades políticas en la isla, a las que Castro reaccionó con el cierre del Centro Cultural de España en su país.

Años recientes

En los años de Zapatero coexistieron los intentos de apertura con varias expulsiones de políticos españoles de Cuba. En la actual legislatura de Rajoy, el caso más notorio ha sido la muerte del disidente Oswaldo Payá y el encarcelamiento del militante popular que le acompañaba, Ángel Carromero, que finalmente fue puesto en libertad.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, visitó la isla caribeña el mes pasado y, aunque no fue recibido por Raúl Castro, aseguró que «las relaciones entre España y Cuba son las más próximas que podemos tener».

En este momento, Cuba cuenta con una nutrida representación de empresas turísticas españolas, principalmente cadenas hoteleras. La principal es Meliá, que hoy sube en Bolsa más de 3% tras apuntarse ayer un avance de 5,6%.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Laboral 17/06/2021 Telefónica España explora la jornada de 4 días laborables a partir del 1 de octubre

Telefónica pretende comenzar esta iniciativa con un periodo de prueba de tres meses a un grupo de trabajadores para perfilar condiciones

Legislación 14/06/2021 Habrá 246 mujeres en la Cámara de Diputados en México, 1% más que en 2018

La consejera del INE Carla Humphrey presentó un informe estadístico preliminar sobre la nueva integración del recinto legislativo

Hacienda 16/06/2021 Empieza cumbre en Ginebra entre Biden y Putin a medida que aumentan las tensiones

Funcionarios de Estados Unidos han sugerido que se puede avanzar en puntos conflictivos frente al control de armas nucleares

MÁS GLOBOECONOMÍA