PetroChina, que había sido socia de la estatal Petróleos de Venezuela en la empresa conjunta CV Shipping, tomó el control

Reuters

Una empresa conjunta entre Venezuela y China se ha derrumbado a raíz de las sanciones de Estados Unidos, lo que provocó que la nación sudamericana perdiera tres superpetroleros en un momento en que muchos cargadores extranjeros se muestran reacios a transportar su crudo, según muestran documentos judiciales.

PetroChina Co Ltd, que había sido socio de la estatal Petróleos de Venezuela en la empresa conjunta CV Shipping Pte Ltd, con sede en Singapur, tomó el control de los tres petroleros entre enero y febrero, según los documentos de un tribunal de Singapur revisados por Reuters.

La transferencia de los transportadores de crudo de gran tamaño (Vlcc, por sus siglas en inglés) Junín, Boyacá y Carabobo no se había informado anteriormente.

La operación se produjo después de que las sanciones de Estados Unidos a Pdvsa dejaron a los buques sin seguro, lo que provocó pérdidas de millones de dólares para CV Shipping y llevó a PetroChina a declararla en quiebra.

La pérdida de Pdvsa de los tres petroleros se produce cuando depende más que nunca de su flota interna. Washington está intensificando su campaña de presión para provocar la salida del cargo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, al sancionar a buques de terceros que transportan el petróleo de la nación de la Opep.

Pdvsa ha logrado hasta ahora retener un cuarto buque de la empresa, el Ayacucho. Pero un fabricante de vidrio estadounidense, que busca cobrar un laudo arbitral de US$500 millones por la expropiación de dos fábricas en Venezuela en 2010, está demandando en un tribunal de Singapur en busca de ese tanquero.

La disputa marca el final sin ceremonias de la otrora ambiciosa empresa lanzada en 2008 cuando China, hambrienta de petróleo, buscaba profundizar los lazos con Venezuela bajo el gobierno del ahora fallecido presidente Hugo Chávez, el predecesor y mentor de Maduro.

Desde entonces, China ha reducido drásticamente el apoyo a Caracas, contribuyendo al colapso económico de la nación sudamericana bajo el gobierno de Maduro.

“El propósito fundamental de esta empresa conjunta ya se ha roto irremediablemente”, escribió Xia Hongwei, ejecutivo de PetroChina, en una carta del 17 de septiembre de 2019 a los ejecutivos de Pdvsa e incluida en los documentos judiciales.

Petrochina intentó colocar a CV Shipping en una liquidación administrada por un tribunal en Singapur en enero de 2020, aproximadamente un año después de que Washington sancionó por primera vez a Pdvsa.