RIPE:
EL ECONOMISTA

Ameyali 1 está ubicado en la provincia de Cinturón Plegado Perdido; la CNH informó que podría haber una colindancia con Pemex

El Economista - Ciudad de México

La petrolera nacional China Offshore Corporation perforará su primer pozo exploratorio en México, denominado Ameyali 1 ubicado en la provincia de Cinturón Plegado Perdido en aguas ultra profundas del Golfo de México, donde invertirá US$91,6 millones luego de que derivado del covid-19 se venció desde marzo el periodo de aprobación de sus actividades en uno de los dos contratos que le fueron adjudicados durante la Ronda 1.4.

El pozo Ameyali 1EXP buscará un nuevo campo, en caso de que resulte exitoso, perforará su delimitador y posiblemente un segundo pozo en el área, Tlami, según el plan de exploración que desde abril de 2018 le aprobó la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) por una inversión de hasta US$289 millones de dólares para los próximos tres años.

En la 47 sesión extraordinaria del órgano de gobierno del regulador, detallaron que desde marzo pasado ya se contaba con la autorización y las condiciones para iniciar esta perforación, sin embargo, el plazo de 120 días para realizar el pozo venció el 10 de julio y a pesar de que estaba dentro de sus atribuciones, el operador chino no solicitó una prórroga por razones no imputables a su desempeño, sino que volvió a pedir la autorización a las autoridades mexicanas.

El Área 1, donde se perforará Ameyali 1, está a un tirante de agua de 1.737 metros a 10 kilómetros del pozo exitoso de Pemex Doctus, frente a la costa de Tamaulipas.

Según Ricardo Basurto Ortiz de la Unidad Técnica de Perforación de la CNH, en la profundidad de la columna del pozo, que atravesará una capa de sal, puede haber una colindancia con la asignación que todavía conserva la petrolera estatal.

Cabe recordar que dos descubrimientos de privados: Zama, de la estadounidense Talos, y Hokchi, del consorcio entre argentinas con el mismo nombre, en aguas someras, llevan a cabo procesos de unificación al compartir recursos con asignaciones de Pemex, con lo que se decidirá cómo se desarrollarán los campos y quién será el operador en cada caso.

De esta perforación se espera confirmar la existencia de un recurso prospectivo de 1.318 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, principalmente aceite ligero de 39 grados de densidad según la nomenclatura del American Petroleum Institute (API).

La probabilidad de éxito geológico en los trabajos es de 58%, según expuso el operador a la CNH, lo cual resulta bastante alto, en comparación con actividades análogas en campos cercanos.

Lea el artículo aquí.