El presidente, Sebastián Piñera, que se había opuesto fuertemente al proyecto de ley de pensiones, admitió la derrota el jueves

Bloomberg

Miles de chilenos han llegado a las oficinas de las administradoras de fondos de pensiones, incluso antes de que el presidente promulgue una ley que les permitirá retirar dinero de sus ahorros para la jubilación.

La gente fue a las oficinas para obtener la clave de seguridad necesaria para retirar sus fondos, o simplemente para averiguar cuánto dinero tenían en sus cuentas, según entrevistas con estaciones locales de televisión.

Un trámite rápido para obtener un código del sitio web del fondo de pensiones más grande, AFP Provida, tenía una fila de más de 100.000 personas tratando de hacer el mismo proceso. Los fondos de pensiones de Chile administran activos por un valor aproximado de US$200.000 millones, y el proyecto de ley aprobado ayer por los legisladores permite a las personas sacar el 10% de sus ahorros.

El presidente, Sebastián Piñera, que se había opuesto fuertemente al proyecto de ley de pensiones, admitió la derrota el jueves y dijo que lo promulgaría hoy. Después de eso, debe publicarse en el Diario Oficial antes de que entre en vigencia.

La decisión de ratificar formalmente la reforma “obedece a su intención y voluntad -dada la difícil situación económica que viven muchas familias y compatriotas- de facilitar y agilizar el retiro de estos fondos de ahorros previsionales por parte de las personas habilitadas”, dijo el Gobierno en un comunicado.