Esta medida tiene como objetivo el "apoyar al desarrollo y a la economía" durante la contingencia por la emergencia internacional

Reuters

Directivas de la cementera Cemex dijeron ayer que, siguiendo lineamientos técnicos recién publicados por el gobierno de México, reanudará actividades en ese país, con el objetivo de apoyar al desarrollo y a la economía durante la contingencia por el coronavirus.

La empresa, con operaciones en más de 50 países, había anunciado más temprano que suspendería actividades hasta el 30 de abril en cumplimiento a las medidas impuestas como parte de la emergencia sanitaria para frenar el brote de coronavirus.

Sin embargo, el gobierno de México publicó en la noche de ayer un nuevo acuerdo para que productores de acero, cemento y vidrio, entre otras industrias, mantuvieran actividades mínimas y así evitaran efectos irreversibles en su operación.

"Cemex seguirá estrictamente todas las medidas indicadas por la Secretaría de Salud, así como las mejores prácticas existentes para operar en un ambiente responsable y seguro", dijo la compañía a través de un comunicado.

La firma dijo más temprano que había identificado iniciativas de reducción de costos por US$200 millones que espera lograr en su totalidad en 2020 y que evalúa aplazar ciertas inversiones en activo fijo que había contemplado para este año.

La empresa detalló que recientemente dispuso de US$1,135 millones bajo en crédito revolvente y recibió cerca de US$500 millones provenientes de venta de activos.

El 20 de marzo pasado la cementera dijo que iba a aumentar sus niveles generales de deuda y evaluaba retrasar ciertos gastos de capital, para hacer frente al impacto del coronavirus en su negocio.

Las acciones de Cemex se hundieron tres días después -el 23 de marzo- por debajo de los 4 pesos, a su mínimo nivel desde noviembre de 2011. En lo que va del año la acción ha perdido un 40% de su valor.