En febrero, entraron sólo 3,400 millones de dólares; en enero, llegaron a estos mercados US$29.500 millones; el mercado de deuda, el más afectado

El Economista - Ciudad de México

Las pérdidas bursátiles de los mercados de renta fija y variable registrados en todo el mundo ante el brote del coronavirus son equivalentes a las salidas registradas entre mayo y agosto del año pasado, en el llamado trade tantrum 2.0 o berrinche por tensión comercial 2.0, estimó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Con estadísticas preliminares de las instituciones financieras asociadas al IIF, como fondos de inversión, proyectan que los mercados emergentes atrajeron sólo US$3.400 millones en febrero, una cifra que está lejos de los US$29,500 millones que captaron en enero.

“Este menor apetito por títulos emergentes es en gran parte el resultado del colapso dramático que se presentó en las últimas semanas, cuando la creciente propagación del coronavirus sacudió a los mercados financieros mundiales”, refirieron.

El IIF advirtió que “los efectos (de la incertidumbre) han sido notables tanto en el lado de deuda como en la renta variable de los flujos de cartera de no residentes”.

En una primera fotografía del impacto que ha tenido la incertidumbre del mercado tras la propagación del coronavirus fuera de China, el instituto estima que la inversión en deuda de economías emergentes cayó en US$13,200 millones, esto es casi 60% frente a enero.

Mientras el mercado de capitales registró una desinversión de US$9,800 millones que incluyen “flujos esencialmente detenidos a China”.

Esta desinversión se suma a la caída registrada en el mercado accionario de emergentes de enero, cuando los inversionistas ya se habían deshecho de títulos por US$6,800 millones.

Asia, la más castigada

El análisis del IIF, liderado por el economista Jonathan Fortun, muestra que fueron los mercados emergentes de Asia los que experimentaron las mayores salidas. Según sus cuentas, en febrero registraron una caída de 61%, al pasar de US$13,000 millones a US$5,000 millones en febrero.

Los emergentes de América Latina también fueron blanco de desinversiones, pero mucho más moderadas que las observadas en enero, consigna el análisis sin precisar los montos, y fueron menos profundas que las registradas por los emergentes de Europa y de Medio Oriente y África del Norte.

El IIF es la mayor asociación internacional de instituciones financieras de operación mundial y cuenta entre sus miembros a Dubai International Finance Center, People’s Bank of China, Wells Fargo, Santander, Standard & Poor’s, Principal, Moody’s, Metlife, Banorte y BBVA.

El equipo de investigación económica del IIF desarrolla sus análisis a partir de estadísticas preliminares que provienen de datos generados por sus propios miembros.