miércoles, 13 de noviembre de 2019

El mayor exportador de carne en la región busca captar US$400 millones con la venta de una parte de Athena

Bloomberg

La agitación política en América del Sur está impulsando a la potencia cárnica brasileña Minerva SA a posponer su decisión sobre una oferta pública inicial de su unidad Athena Foods.

La empresa primero decidió retrasar una venta planificada de acciones chilenas en mayo, cuando la guerra comercial sacudió los mercados. Ahora, las incertidumbres sobre un nuevo gobierno en Argentina y los continuos disturbios sociales en Chile están obstaculizando aún más la capacidad de la compañía para tomar una decisión respecto a la OPI, según el director financiero, Edison Ticle.

El mayor exportador de carne de América del Sur buscaba captar hasta US$400 millones a través de la venta de una participación en Athena, que comprende operaciones en Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay. La mayoría de los ingresos estaban destinadas a liquidar deudas.

“Definitivamente tomaremos una decisión solo después de que el nuevo presidente argentino asuma el cargo” y haya una mayor claridad sobre las políticas económicas de la nación, dijo Ticle a periodistas en São Paulo. Las recientes protestas en Chile también han aumentado la aversión al riesgo entre los inversionistas, dijo.

En Argentina, un nuevo gobierno de izquierda asumirá el cargo el 10 de diciembre. Los inversores aún esperan detalles sobre el marco político, incluida una decisión sobre un posible aumento de los impuestos a la exportación. Hasta ahora, los miembros del nuevo gobierno han apoyado las exportaciones, dijo Ticle. Un tercio de los ingresos de Athena proviene de Argentina, y más del 90% de la producción de la unidad en el país se envía al extranjero.

La fecha límite de Minerva para el ingreso a bolsa de Athena es en abril. En tanto, la compañía continuará usando efectivo para reducir el apalancamiento, dijo el director financiero. El flujo de caja libre aumentó a 510 millones de reales (US$122 millones) en el tercer trimestre frente a los 142 millones de reales de los tres meses anteriores, impulsado por exportaciones más fuertes, agregó.

La propagación de la peste porcina africana que está matando a millones de cerdos en China, el mayor consumidor mundial de carne de puerco, está impulsando a los productores cárnicos como Minerva. El país asiático está desesperado por las importaciones de carne y recientemente concedió autorizaciones de envío a más instalaciones de proteínas brasileñas, incluidas algunas propiedades de Minerva. Si bien el impacto directo de ese movimiento no comenzará a notarse en las ganancias hasta el próximo trimestre, el aumento de los precios de la carne causado por la peste porcina ayudó a elevar los ingresos de la compañía en los resultados del tercer trimestre, informó Minerva el martes.

La perspectiva de una escasez mundial de carne puede acelerar nuevas aperturas de mercado y reducciones arancelarias para los suministros brasileños, dijo el director ejecutivo de Minerva, Fernando Galletti de Queiroz.

“La peste porcina africana se está extendiendo sin control hacia otros países además de China y está generando una inesperada escasez de proteínas”, dijo. “Veremos fuertes impactos de la enfermedad en el mercado mundial el próximo año”.