.
GLOBOECONOMÍA

Canciller de Ecuador afirma que la OEA se debe reinventar o desaparecerá

domingo, 3 de junio de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia

Así mismo, aseguró, a medios bolivianos, que Rafael Correa defenderá mañana en Bolivia, en la 42 Asamblea del organismo, cambios del sistema interamericano de derechos humanos.

El mandatario ecuatoriano, dijo, "explicará porque nosotros demandamos de la OEA y del sistema interamericano de derechos humanos los cambios fundamentales que tienen que producirse", dijo Patiño. Aduciendo que el organismo debe evaluar su escala de valores y se refirió a las diferencias entre "los millones de dólares" que se asignan a la relatoría que defiende la libertad de expresión, "que realmente es en defensa de algunos medios de comunicación", y una comisión que toca temas indígenas, que tiene "US$20.000".

Según reportó Agencia de Noticias EFE los derechos "sociales, económicos, fundamentales de la sociedad" y los colectivos, como los relacionados con la educación, la salud, o la inclusión social, no están representados en ese el sistema interamericano de derechos humanos.
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 26/11/2022 El perfil del ahora CEO de FTX, el hombre a cargo de la autopsia de la empresa en crisis

A sus 63 años, es reconocido por su tenacidad en la misión de recuperar activos de empresas quebradas y encontrar algo de valor en ellas

Bolsas 29/11/2022 Amazon aprovecha la oportunidad de sus ventas con US$8.250 millones en bonos

El minorista en línea es una de las 11 compañías en un mercado de bonos ocupado el martes antes de la volatilidad anticipada

Hacienda 28/11/2022 Los multimillonarios del mundo captan 52% de los ingresos totales de todo el globo

América Latina es la tercera región que recibe menos porcentaje del promedio de riqueza en el mundo, con 82%. Norteamérica y Europa son las que más, con 315% y 215% cada una

MÁS GLOBOECONOMÍA