Entre los reportes México presenta el menor descenso con 2,4% y China registra el mayor desplome con 6,8% durante el periodo

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Los datos del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre entregados por algunas de las economías más grandes del mundo empezaron a marcar cuál será el impacto que tendrá la pandemia del covid-19 en los resultados de fin de año. Entre los siete datos consolidados en el gráfico, es evidente que el PIB de China, donde nació el virus, fue el que presentó la mayor caída con -6,8%.

El dato del gigante asiático contrasta con el de México, ya que el PIB trimestral registró la menor reducción con 2,4%. “Este resultado muestra, en parte, algunos de los efectos de la crisis sanitaria. Pese a ello, se espera que la caída del PIB de México se agudice de manera importante en el segundo trimestre del año; en el país las medidas recién comenzaron a implementarse a mediados de marzo”, señaló El Economista.

A pesar de que la economía mexicana es la que menos ha sufrido durante el primer trimestre del año, en relación a los otros mercados han publicado las cifras, no hay que perder de vista que el Fondo Monetario Internacional señaló que se espera que la economía de este país registre una caída de 6,6% al cierre de 2020.

Sobre esto, José Ignacio Martínez Cortés, coordinador de Lacen-Unam, señaló que este dato es una muestra del “efecto de la pandemia que resalta los desequilibrios económicos del país como el retroceso de la riqueza nacional, aumento de desempleo, reducción en los salarios y caída del consumo, lo cual esto llevaría a incrementar en 2,1 millones de nuevos pobres”.

Las otras naciones que también han registrado fuertes caídas en su PIB a marzo son Francia (5,8%), España (5,2%), Italia (4,8%) y Estados Unidos (4,8%). Estos fuertes desplomes se deben a las drásticas medidas de contención del virus que debieron aplicar los gobiernos de cada uno de los países, debido a que hasta el momento son los más afectados por el virus.

Con el costo hasta ahora registrado por los países europeos, el PIB de la Eurozona anotó la mayor caída desde que se tienen registros. Según Diario Financiero, “en la comparación interanual, el producto interior bruto cayó 3,3 % en la Eurozona y 2,7% en toda la Unión Europea, un cambio de tendencia respecto a los avances de 1% y de 1,3% respectivamente de la comparación interanual del trimestre precedente”.

LOS CONTRASTES

  • José Ignacio Martínez Cortés Coordinador de Lacen-Unam

    “Entre el 13 de marzo y 6 abril se perdieron 346.878 empleos en zonas como Quintana Roo, Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México”.

Debido a este comportamiento, el Banco Central Europeo (BCE) alertó de que “la crisis económica desencadenada por la pandemia de covid-19 y las medidas de contención implementadas para evitar la propagación del virus podría provocar una caída del PIB de la Eurozona de entre 5% y 12% en 2020, según indicó la presidenta de la entidad, Christine Lagarde” y que reseñó Expansión.

Los datos de China y EE.UU. encendieron las alarmas en los países de la región, ya que varios naciones de esta zona se verán muy afectados por la caída de la actividad de ambas economías, debido a que son importantes mercados para las exportaciones regionales, señaló un informe de la Cepal.

Además del impacto que tendrá el retroceso de la economía china, los analistas señalan que este resultado (-6,6%) ha sido el peor desempeño que ha registrado ese país desde principios de la década de los 90. Esto podría traer como consecuencia una mayor caída a nivel global del PIB, que hasta el momento el FMI estima que será de -3%, mientras que la Ocde de -2,4%, siempre y cuando se logre contener el virus.

China y la Eurozona no han sido las únicas economías que han presentado caídas catalogadas como históricas. De acuerdo con medios internacionales, el desplome en la economía de EE.UU. (-4,8%) es la primera en seis años y la más profunda desde la crisis de 2008.

A este mal momento que pasa la mayor economías del planeta se le suma que “casi cuatro millones de personas solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada, con un total de reclamos de más de 30 millones”, citó The Wall Street Journal.