Trump también pidió al Congreso que apruebe algunas medidas de desgravación fiscal de inmediato

Bloomberg

El petróleo se desplomó aún más después de que el presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos restringiría los viajes desde Europa durante los próximos 30 días en un intento por contener el coronavirus, lo que golpeó la demanda de combustible.

Los futuros en Londres cayeron hasta 7% con una estructura del mercado que continúa colapsándose. Trump también pidió al Congreso que apruebe algunas medidas de desgravación fiscal de inmediato, pero no ofreció un paquete de rescate económico detallado. Su sesión informativa del miércoles no logró calmar a los mercados, con la profundización de la caída de las acciones mundiales.

El Brent cayó 5,9% a US$33,69 por barril, mientras que el West Texas Intermediate disminuyó hasta 7% a US$31,15 por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

El crudo ha perdido alrededor de una cuarta parte de su valor esta semana, ya que la pandemia afecta la perspectiva de la demanda, mientras que Rusia, Arabia Saudita y otras naciones de Medio Oriente se esfuerzan por aumentar la producción y luchar por la cuota de mercado.

Las naciones productoras ofrecen descuentos sin precedentes y la estructura del mercado petrolero ha caído en picado desde 2015.

La prohibición de viajar "indudablemente afectará aún más la demanda de petróleo", dijo Jack Allardyce, analista de Cantor Fitzgerald. "Existe claramente un margen para medidas más amplias a nivel mundial, que podrían afectar aún más la demanda subyacente de petróleo".

A medida que el petróleo cae, Arabia Saudita desata una ola de crudo en Europa, tradicionalmente el patio trasero de las ventas rusas, comprometiéndose a suministrar a las refinerías hasta el triple de su ingesta habitual del reino.

Existe la posibilidad de una batalla prolongada, ya que los analistas de Bank of America Corp. dijo que esperan que los bajos costos de producción de Rusia, el sistema tributario flexible y el rublo flotante permitan a sus productores responder.

Además de la estructura de capitulación, el mercado petrolero ha visto niveles de volatilidad sin precedentes. Después de retroceder desde su nivel más alto en datos desde 2010 el miércoles, un indicador clave de las fluctuaciones del WTI permanece por encima de 100%, todavía 39 puntos porcentuales por encima de un récord anterior.

Mientras sus miembros inundan el mercado con petróleo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo redujo su pronóstico de crecimiento de la demanda para este año en 920.000 barriles por día a 60.000. Podría obtener algo de alivio después de que la Administración de Información de Energía pronostique que la producción de petróleo de EE. UU . caerá el próximo año por primera vez desde 2016, ya que la caída de los precios ya obliga a los perforadores a reducir el gasto de capital.