martes, 6 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Las acciones europeas cerraron en baja, golpeadas por descensos en pesos pesados del sector financiero como HSBC y Munich Re, y algunos operadores pronosticaron más retrocesos porque los inversores buscarán recoger beneficios tras el repunte del mes pasado.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0,37%, a 1.220,84 puntos, poniendo fin a una racha positiva de seis días. El índice Euro STOXX 50  de los principales papeles de la zona euro cayó un 0,7%, a 2.790,78 puntos.

Las ventas se concentraron en el banco británico HSBC por segundo día consecutivo luego de que varias corredurías recortaron sus calificaciones y sus objetivos de precio de la acción tras decepcionantes resultados provisorios conocidos el lunes.

HSBC -uno de los más grandes valores europeos por capitalización de mercado- retrocedió un 0,8%, extendiendo la caída del 4,4% del lunes como reacción a sus resultados.

Las acciones de la reaseguradora Munich Re se desplomaron un 5,4% luego de que su ganancia neta cayó más de lo pronosticado en el segundo trimestre. Combinadas, las acciones de Munich Re y HSBC restaron la mayor cantidad de puntos al FTSEurofirst 300.

Algunos analistas dijeron que muchos inversores estaban vendiendo para recoger beneficios tras un repunte de un mes que hizo subir un 10% al FTSEurofirst 300 desde el mínimo del 2013 a 1.111,11 puntos registrado a fines de junio.

Otros inversores eran más positivos, y sostenían que las acciones europeas podrían subir mientras la economía de la región siga mostrando señales de haber superado la crisis de deuda soberana que aquejó a la zona euro.

Sin embargo, varios recomiendan cautela argumentando que los mercados financieros podrían sufrir volatilidad mientras los inversores se preparan para un eventual recorte de las medidas de estímulo dispuestas por la Reserva Federal.