.
ESTADOS UNIDOS Biden reiniciará el plan de Estados Unidos contra el covid-19 en cuanto asuma el cargo
miércoles, 20 de enero de 2021

Entre las primeras decisiones del presidente electo estarán una serie de decretos que ayudaran a hacerle frente a la pandemia

Reuters

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reiniciará de inmediato el miércoles la respuesta de la nación a la pandemia del covid-19 tras prestar juramento para liderar un país que sufre su peor crisis de salud pública en más de un siglo.

Como parte de una primera serie de decretos, Biden ordenará que todos los empleados federales usen mascarilla y hagan obligatorio el cubrimiento facial en propiedad federal.

Asimismo, establecerá una nueva oficina en la Casa Blanca para coordinar la respuesta al coronavirus y frenar la salida de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, un proceso iniciado por su predecesor, Donald Trump.

Los decretos indican que Biden tiene como objetivo cumplir su promesa de campaña de hacer del alivio frente al covid-19 una prioridad máxima y marcará una fuerte divergencia con la respuesta a la pandemia de la administración Trump, que los críticos dicen que fue ineficaz, descoordinada y al menos en parte responsable de la muerte de más de 400.000 personas.

Biden tiene previsto nominar a un cirujano general interino el mismo miércoles, dijo a Msnbc una persona con conocimiento de la decisión, tras la renuncia del designado por Trump, Jerome Adams.

Las órdenes de Biden, en particular la de la mascarilla, busca sentar un ejemplo para que los funcionarios estatales y locales controlen el virus, que ha complicado la economía del país. Estados Unidos ha reportado casi 200.000 nuevos casos de covid-19 y 3.000 muertes diarias en un promedio móvil de siete días, según datos de Reuters.

Los científicos y los expertos en salud pública aseguran que las mascarillas pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus, pero la protección se ha convertido en un punto de fricción en la vida estadounidense, reflejando la gran división política que vive el país.

Trump, quien contrajo el covid-19 el pasado otoño boreal, evitó su uso en casi todos sus actos, y continuó realizando mítines de campaña abarrotados y sin mascarillas, mientras que la campaña de Biden celebró inicialmente eventos virtuales y se expandió luego a reuniones con mascarilla y distancia social.