.
ENERGÍA

Biden inicia gira por Oriente Medio mientras busca frenar los precios de la gasolina

miércoles, 13 de julio de 2022

Espera restaurar las relaciones con el príncipe heredero Mohammed Bin Salman para asegurar un impulso en la producción de crudo

Bloomberg

El presidente Joe Biden busca salvar las relaciones con Arabia Saudita en un viaje al Medio Oriente que corre el riesgo de pasar vergüenza política a menos que se frenen los precios casi récord de la gasolina en Estados Unidos.

La esperanza es que restaurar las relaciones con el príncipe heredero Mohammed Bin Salman, un líder al que denunció como un “paria” después del asesinato del columnista Jamal Khashoggi, asegure un impulso en la producción de petróleo y ayude a aliviar los precios de los combustibles que golpean los índices de aprobación de Biden.

Ambos líderes se encontrarán el viernes por la noche, una reunión que será examinada de cerca por su lenguaje corporal y dinámica de poder. Sin embargo, un acuerdo está lejos de lograrse.

Biden debe evitar una reducción vergonzosa de los derechos humanos que enfurecería aún más a los demócratas liberales. Se encuentra paralizado con índices de aprobación casi récord antes de las elecciones intermedias de noviembre.

El objetivo secundario del viaje no es más fácil: alinear a Israel, un país consumido por años de agitación política interna, con el mundo árabe como un contrafuerte contra Irán. Pero para Biden, el mayor objetivo del viaje es convencer a los países del Golfo Pérsico, encabezados por los saudíes, de aumentar la producción de petróleo en un intento por combatir los precios.

Los funcionarios de la Casa Blanca han insistido en que el alcance del viaje es mucho más amplio que una simple misión para impulsar la producción de petróleo. Dicen que Estados Unidos solo transmitirá una visión general a los aliados saudíes y del Golfo de que debería haber una mayor oferta en los mercados globales, en lugar de detallar una cantidad específica de barriles.

Esa insistencia pretende ocultar dos realidades. En primer lugar, la Casa Blanca no quiere reconocer cómo la situación energética ha forzado la mano de Biden. En segundo lugar, Arabia Saudita no quiere parecer que está actuando unilateralmente en la producción, alterando la delicada diplomacia que ha mantenido unido al cartel Opep+ durante la pandemia y la invasión rusa de Ucrania.

De paria a socio

Quienes están familiarizados con la dinámica del ala oeste reconocen que la decisión de considerar a Arabia Saudita más como un socio que como un paria fue acelerada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Mientras las tropas rusas se acumulaban en la frontera a fines del año pasado, los ayudantes de Biden argumentaron agresivamente que Estados Unidos debería tratar de reparar los lazos con Riad, a pesar de las reservas expresadas tanto por el propio presidente como por el secretario de Estado Antony Blinken.

Un funcionario describió la agresión de Rusia como un evento de cambio de paradigma que cambió la percepción estadounidense del reino.

La invasión de Rusia elevó el precio de un galón promedio de gasolina para los conductores estadounidenses a más de US$5 el mes pasado. Estados Unidos está preparado para publicar nuevos datos del índice de precios al consumidor el miércoles que pueden mostrar que la inflación aumentó a casi un 9% en junio respecto al mismo mes hace un año.

Y los votantes están consternados: el 58% de los encuestados en una nueva encuesta describieron las condiciones económicas de la nación como "pobres" y solo un tercio de los votantes aprueban el desempeño laboral del presidente.

Es posible que los saudíes y los Emiratos Árabes Unidos anuncien un aumento de la producción para compensar el bajo rendimiento de países como Nigeria y Angola en virtud del acuerdo actual de la Opep+ que se extiende hasta noviembre, según Helima Croft, directora de estrategia global de productos básicos en RBC Capital Markets. .

También es probable que la Casa Blanca busque ayuda para respaldar las exportaciones rusas a medida que se imponen nuevas sanciones de envío y seguros de Europa este invierno, y a medida que los líderes intentan implementar un precio máximo en la venta de petróleo ruso.

Estados Unidos cree que “hay capacidad para tomar medidas adicionales”, dijo Sullivan.

Pero si bien los analistas políticos y los expertos en energía están de acuerdo en decir que Biden se beneficiaría de un acuerdo de producción de petróleo, son menos optimistas de que realmente se materialice un acuerdo.

Es de interés propio de Arabia Saudita enfatizar que los combustibles fósiles y la seguridad energética siguen siendo cruciales durante décadas, incluso cuando los líderes occidentales contemplan una transición hacia fuentes de energía más amigables con el planeta.

“Hay un poco de peligro político aquí para la administración”, dijo Jonathan Panikoff, director de la Iniciativa de Seguridad de Medio Oriente Scowcroft del Atlantic Council. “Creo que la opinión pública predeterminada parece ser que el viaje se trata de abordar los precios actuales del petróleo y el gas. Y creo que la realidad es que cualquier expectativa del público estadounidense de que el viaje resultará en una disminución masiva en los precios de la gasolina, casi con certeza conducirá a la decepción”.

Los asistentes de Biden esta semana han minimizado las expectativas, diciendo que el éxito del presidente debe medirse "en las próximas semanas y meses" en lugar de al final de la visita.

El esfuerzo se complica aún más por la necesidad política de Biden de no parecer demasiado deferente con el príncipe heredero, cuya brutalidad ha denunciado repetidamente.

Los asistentes de la Casa Blanca dijeron que Biden hablaría sobre cuestiones de derechos humanos con el hombre conocido como MBS, pero es poco probable que el presidente regañe al joven príncipe públicamente; de ​​hecho, se espera que gran parte del programa de dos días esté fuera del alcance del oído del joven. medios de comunicación.

Impulso de seguridad regional

Quizás percibiendo las dificultades, Biden ha tratado de enmarcar el viaje como un impulso a la seguridad regional. Eso incluye un posible acuerdo para abrir el espacio aéreo saudí a todos los vuelos desde y hacia Tel Aviv, así como un alojamiento para los peregrinos musulmanes que quieran volar directamente desde Israel a Arabia Saudita.

Antes de que Biden aterrizara en Israel, los dos gobiernos lanzaron un vago “diálogo estratégico” sobre la colaboración bilateral en tecnología, preparación para una pandemia e inteligencia artificial, parte del esfuerzo por resaltar los estrechos vínculos de Estados Unidos con el Estado judío.

La preparación del viaje ha incluido discusiones sobre la reanudación formal de las conversaciones de paz entre Arabia Saudita e Israel, incluida la posibilidad de formalizar algún tipo de hoja de ruta para reabrir las discusiones diplomáticas, según varias personas con conocimiento del esfuerzo.

Los funcionarios israelíes, que informaron a los periodistas antes del viaje, señalaron el viaje de Biden directamente entre los países como evidencia de la dinámica en evolución.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

España 20/06/2024 Un juez en España propone juzgar a banco Bbva por un presunto caso de espionaje

Ni Carlos Torres, presidente actual de Bbva y consejero delegado en parte de la época de los hechos, ni Onur Genç, CEO del banco, están en la lista de imputados

Brasil 20/06/2024 Gigante minero brasileño prevé una mayor producción de cobre y niquel en el 2026

Vale ve una producción potencial de cobre en 2026 de entre 394.000 y 431.000 toneladas métricas, o 5% más que la de diciembre

China 21/06/2024 China dice que las tensiones con Unión Europea podría causar una guerra comercial

La Comisión Europea propuso imponer aranceles de hasta 38,1% a las importaciones de vehículos eléctricos procedentes de China