RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Pasaron seis meses para resolver la disputa de competencias entre el regulador de telecomunicaciones y el de libre competencia

Diario Financiero

Al menos en un par de oportunidades los fundadores de Cornershop han hecho ver públicamente su molestia por la demora que tiene la revisión de la operación de venta que están realizando a la norteamericana Uber, especialmente en México, donde se mantenía una disputa entre dos organismos que querían revisar el caso.

Pero ya hay una definición. Esto porque el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones de este país determinó que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) será el encargado.

Aunque la operación había sido notificada a este organismo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) -similar a la Subtel chilena- intentó quedarse con el caso, dado que Uber y Cornershop son plataformas que funcionan sobre internet.

En el juicio, Cofece “planteó diversos argumentos para respaldar su postura respecto a su competencia, entre otros, el hecho de que las plataformas digitales Uber y Cornershop no prestan servicios de telecomunicaciones, sino que únicamente los utilizan como insumo para ofrecer sus respectivos servicios”, según se informó mediante un comunicado.

Así, el tribunal definió que “los notificantes no son concesionarios de telecomunicaciones, sino que recurren a estos para la prestación de sus servicios a través de una plataforma digital; los servicios prestados no son de telecomunicaciones, sino de logística e intermediación entre usuarios, conductores y repartidores; y los notificantes utilizan el internet como un insumo, lo cual no constituye el servicio de las plataformas ni representa la fuente de sus ingresos”.

El organismo antimonopolios -que anteriormente echó por tierra la operación Walmart-Cornershop- dijo que espera “retomar de inmediato el procedimiento a fin de agilizar el análisis y resolución de la operación”.

Así, se espera que la transacción pueda tener un panorama más claro, en circunstancias que tanto en México como en Chile no ha recibido luz verde.