La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cynthia de Benito - cbenito@larepublica.com.co

La Agencia Internacional de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) estima que para el próximo año Estados Unidos será autosuficiente en el sector energético. Actualmente el país importa 8 millones de barriles diarios, pero los yacimientos no convencionales de gas y petróleo de esquisto en Texas y Nuevo México pueden acabar con las exportaciones de otros países productores a EE.UU., cuyas opciones se abren en el mercado asiático.

Dentro de la región, el país más perjudicado sería México, que exporta más de 2 millones de barriles diarios. El volumen del negocio fue de US$35.988 millones en 2013 y en lo que va de año ya suma US$8.248 millones; le sigue Venezuela por volumen de exportaciones, que son de 800.000 barriles al día, y finalmente Colombia, que vende diariamente 480.000 barriles al día a EE.UU., 70% de su producción.

En el caso de Colombia el golpe a la frenada de las exportaciones sería grave, pues el valor de la venta de combustibles a EE.UU. fue de US$13.114 millones en el corrido de 2013 (71% del total del valor las exportaciones), y entre enero y febrero de este año supusieron US$1.828 millones (70% del total del valor las exportaciones).

“Supone un cambio en la ecuación energética mundial, y en la relación precio demanda. Es muy posible que sus precios bajen, lo que afectará a sus suplidores tradicionales. Una buena opción sería Asia, porque la demanda se mantendrá constante”, afirmó Pedro Carmona, director del Instituto de hidrocarburos de la Universidad Sergio Arboleda.

India y China serían las principales opciones, pues aunque crezcan a ritmo más lento no disminuirán la necesidad de crudo, advierte Germán Corredor, director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, para quien comienza a ser necesario que se inicien contactos que sienten las bases del comercio que viene. Sin embargo, para otros analistas, como Luis Ferney Moreno, director del departamento mineroenergético de la facultad de derecho en la Universidad Externado, además de nuevos mercados podrían aprovechar nuevas oportunidades relacionadas con EE.UU., toda vez que el país, para ser autosuficiente, debe contar con reservas de las que actualmente no dispone. El país produjo en abril 8,3 millones de barriles al día, aunque la EIA estima que en 2015 el promedio diario será de 9,3 millones de barriles que obtendrá principalmente a través de yacimientos no convencionales, es decir, que no se encuentran ni en la superficie ni en el subsuelo.

“EE.UU. va a requerir del hidrocarburo tradicional. No tendría una afectación de corto y mediano plazo, seguiríamos vendiéndole hasta un punto de máximo incremento de producción. Por otra parte venderle las reservas que necesita para autoabastecerse es un importante nicho de mercado”, afirma Moreno.

EE.UU. vuelve a vender petróleo tras 20 años
El Departamento de Energía de Estados Unidos anunció en marzo la venta de prueba de 5 millones de barriles de petróleo de su reserva estratégica.

Se trata de una cifra pequeña, pues los 5 millones de barriles solo suponen un 25% del consumo diario del país.

El tipo de crudo vendido, que coincide con el que habitualmente pone a la venta Rusia, levantó sospechas de que tras la venta hubiera motivaciones políticas.

La Opinión

Germán Corredor
Dir. del Observatorio de Energía de la U. Nacional

“Perderemos el mercado, pero la demanda de petróleo es supremamente grande y está en permanente crecimiento con China y la India”.

Pedro Carmona
Dir. del Inst. de hidrocarburos U. Sergio Arboleda

“Va a disminuir mucho la importación de hidrocarburos, y ese será el principal golpe, es menos probable que EE.UU. empiece a exportar”.