Cancelaciones de vuelos y reservas hoteleras; anulación de grandes ferias como el MWC y Alimentaria es el panorama que deja el Covid-19

Expansión - Madrid

El impacto inicial de la epidemia sobre la actividad económica se está cebando sobre todo en sectores como el turístico (aerolíneas, agencias de viaje, hoteles...) y en aquellos otros más dependientes de la cadena internacional de suministros (industria de la automoción, calzado y textil, alta tecnología y artículos del hogar), pero la preocupación por los efectos de la epidemia se extiende a todos los sectores y subsectores de la economía española.

Cancelaciones de vuelos y reservas hoteleras; anulación de grandes ferias como el MWC y Alimentaria, en Barcelona, o Expodental, en Madrid; suspensión de congresos profesionales, como el de Farmaindustria; celebración de competiciones deportivas a puerta cerrada, parálisis en el suministro de productos procedentes de China con incidencia en sectores tan dispares como el textil, el juguetero o el de automoción y componentes... Es el panorama desolador que está dejando el brote del coronavirus a su paso por España.

Aunque el impacto inicial de la epidemia sobre la actividad económica se está cebando sobre todo en sectores como el turístico (aerolíneas, agencias de viajes, hoteles...) y en aquellos otros más dependientes de la cadena internacional de suministros (calzado y textil, alta tecnología y artículos del hogar, además de la industria automotriz), la preocupación por los efectos económicos de la epidemia se extiende a lo largo y ancho de todos los sectores y subsectores de la economía española, desde lo macro a lo micro.

En este contexto, aunque muchos segmentos no han apreciado de momento un impacto significativo en su actividad, gracias en parte a que todavía "están recurriendo a stocks acumulados del año pasado" y a que "tiempo atrás se produjeron deslocalizaciones productivas de China", señala a EXPANSIÓN Francisco Aranda, presidente de la patronal logística Uno, el escenario podría empeorar drásticamente si la epidemia sigue propagándose y se prolonga. "Si la situación actual continúa, la cadena de suministros podría romperse a principios de abril", advierte el presidente de Uno, organización que aglutina a empresas como Amazon, DHL, Seur, UPL o Correos Express. En ese supuesto, el impacto sería notable, ya que "afectaría al 23% de los pedidos que ya estaban negociados" y que no llegarían a España por falta de producción. Todo ello en un contexto en el que el 9% de las importaciones españolas provienen de China y en el que sectores como el de componentes de automoción cuenta en el país asiático con más de 50 plantas de producción y centros de I+D+i de empresas españolas.

Sería en ese momento cuando el sector de consumo, que hasta ahora ha sorteado con relativa normalidad el Covid-19 en España, podría verse afectado de lleno. Tanto Anged, patronal que reúne a grandes empresas de distribución como El Corte Inglés, Carrefour o C&A, como Asedas, asociación que acoge a las cadenas de supermercados españolas como Mercadona, Ahorramás o Dia, coinciden en que hasta el momento no se han registrado comportamientos anómalos en los hábitos de consumo ni en lo que se refiere al acopio de productos ni a eventuales problemas de suministro, aunque apuntan a que se ha producido un significativo incremento de las ventas de geles de mano, que se ha erigido en la principal arma preventiva de muchos ciudadanos contra una epidemia en la que sólo hay una cosa que se propaga más rápido que el virus: el miedo. Desde la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMERC) alertan de que el mayor peligro para el consumo proviene, precisamente, de la psicosis generada. Resaltan la necesidad de actuar con seriedad y preocupación, pero con menos alarmismo.

Ni bares ni restaurantes han acusado "una menor afluencia de clientes atribuible al coronavirus", asegura el secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería de España, Emilio Gallego, aunque reconoce que "estamos evidentemente preocupados" y en permanente y estrecha coordinación con la Administración, centrando sus esfuerzos en las medidas preventivas y de contención ante un escenario que muta a gran velocidad y cuyas consecuencias siguen siendo impredecibles. Una inquietud que comparte Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio, quien afirma que si bien "los suministros no están suponiendo demasiados problemas" y que aún "es pronto para apreciar un efecto en las ventas", admite que " lo que sí se está notando en los consumidores es incertidumbre y una ralentización del consumo, según nos han trasladado las asociaciones provinciales de comercio". En otras palabras, aunque el impacto en el comercio tradicional es todavía incipiente, ya cristaliza de forma sutil en "cierta preocupación porque desciende la afluencia de clientes en tiendas y [los clientes] no vienen a mirar o a pasar tiempo. Los que vienen hacen compras concretas y rápidas", asegura Campo. Un escenario complejo para el consumo, uno de los grandes motores de la economía española junto al turismo y las exportaciones. El brote de coronavirus y su virulenta propagación fuera de las fronteras de China han puesto en jaque a la economía mundial, cuyas estimaciones de crecimiento menguan cada día. Para España, S&P Global recortó la previsión de crecimiento del PIB para este año hasta el 1,3% frente al 1,6% que estima el Gobierno.

Juguetes: 3 meses de retraso en China
Con cerca del 90% de la producción mundial de juguetes en China, esta industria ya nota el parón de la producción en esas fábricas. "Los retrasos en la entrega de la producción van de dos semanas a tres meses dependiendo del proveedor", comenta José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefj). Según la patronal, la incidencia varía según la relación con el proveedor y la zona donde se ubica más que en función del producto. En el caso de los distribuidores, Ignacio Gaspar, de las jugueterías Toy Planet, señala que las plantas chinas aún no están al 70% de su producción. Con todo, la mayoría de la campaña de primavera y verano ya se había embarcado antes del año nuevo chino. "Nos preocupa

el horizonte, si en mayo y junio siguen los retrasos afectará a la campaña navideña". En ella el sector se juega el 65% de sus ventas.

Se disparan las ventas de gel de manos
No parece que los episodios de supermercados desabastecidos que se han visto en China vayan a darse en España por ahora. Tanto fuentes de la patronal de la gran distribución (Anged), como de la asociación de supermercados (Asedas), coinciden en que hasta el momento, no han apreciado incidencias en su actividad por el coronavirus. Tampoco existe histeria entre consumidores por hacer acopio de provisiones, añaden desde Asedas, más allá de un importante aumento en la venta de geles de mano. En el segmento de la alimentación, desde la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab), señalan que "una situación tan delicada como esta puede afectar al consumo de los productos españoles exportados. La actividad comercial y logística china está por el momento prácticamente paralizada, lo cual dificulta la entrada de cualquier producto".

Planes de contingencia en la automoción
La industria española de componentes de automoción es una de las más expuestas a la parálisis productiva de China. No en vano, el gigante asiático es el tercer destino de sus exportaciones fuera de la UE tras Marruecos y EEUU. Desde Sernauto aseguran que "las empresas que se están viendo afectadas han puesto en marcha desde el primer momento planes de contingencia para tener el menor impacto posible, a través de proveedores alternativos, transporte aéreo de piezas...". La patronal añade que "tras lo ocurrido en otros países fuera de China, las empresas están empezando a tomar medidas serias respecto al movimiento de personas a otros países de la UE y forzando a trabajar desde casa en determinadas situaciones". Sernauto no tiene datos concretos sobre el impacto económico en el sector de una crisis que ya anticipa claras "consecuencias a nivel macroeconómico".

Miedo al encarecimiento de ropa y zapatos
La imagen de un almacén desierto se ha convertido en el gran temor de numerosos empresarios ante el parón de fábricas en China, que ya ha empezado a afectar a las cadenas de suministro de todo el mundo. "Hay muchos tejidos, botones o cremalleras que vienen de China, eso puede ser un problema", explica el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), Eduardo Zamácola. Aunque, por el momento, la temporada de primavera-verano está asegurada con ropa en almacenes, "si esto se alarga, habrá un problema de suministro", añade Zamácola, lo que podría traducirse en el incremento del precio de la ropa por el parón en las cadenas de suministro. En el caso del calzado, las empresas están empezando a desviar producción y buscar proveedores en otros países.

Las reservas de viajes caen un 20%
El turismo ha sido uno de los primeros en sufrir el impacto del coronavirus, y en España, donde el sector contribuye a más de un 11% del PIB, el golpe puede ser relevante. Las agencias de viajes advierten que la semana pasada las reservas estaban más de un 20% por debajo de 2019. Las medidas para restringir viajes, prevenir aglomeraciones, la pérdida de conectividad y la inquietud generalizada motivan este descenso. Los hoteleros, aunque aun no disponen de datos, ya constatan que se están produciendo cambios y bastantes anulaciones. "Los clientes llaman, preguntan preocupados y se retrae la compra de nuevas vacaciones, porque la gente está a la expectativa de lo que pueda pasar", explica Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y de Asotel. El gran consuelo es que el brote ha aparecido en temporada baja, por lo que hay esperanzas de que la situación se calme.

Laboratorios: desabastecimiento y visitas
El suministro de los principios activos de los medicamentos por parte de China para su fabricación en Europa y en España es voluminoso y afecta a laboratorios innovadores y de genéricos. En Farmaindustria "no prevén especiales problemas de suministro en España de mantenerse las circunstancias actuales de evolución del Covid-19". La Asociación Española de Medicamentos Genéricos avisa de que no todos los proveedores vienen de China ni de las zonas más afectadas por la epidemia en ese país, con lo que no todos los laboratorios están afectados ni si lo están, de la misma forma. Donde sí hay problemas de abastecimiento es en farmacias, de mascarillas y geles desinfectantes ante un aumento de la demanda del 10.000%, según Fedifar. Laboratorios como Roche o Almirall limitan las visitas comerciales.

Cines/teatros: primeras cancelaciones
Los teatros no han notado de momento una bajada de ventas, pero sí han percibido "que las reservas se han paralizado un poco, ha habido alguna cancelación, algún grupo que se ha caído en algún teatro que venía de fuera de Madrid".A día de hoy lo ven "residual", y esperan que no afecte a la actividad diaria, "sobre todo mientras no haya un problema

de verdad". No han recibido ninguna indicación de la Administración, traslada Jesús Cimarro, presidente de la Asociación de Productores

y Teatros de Madrid (Aptem) y de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza de España, que reúne a 400 empresas. La Federación

de Cines de España ha visto normalidad en los datos de taquilla del último fin de semana. La Asociación Valenciana de Empresarios de Cine está a la espera de reaccionar a lo que ocurra en los próximos días.

Fútbol y baloncesto: a puerta cerrada
España se suma a la política de cerrar al público eventos deportivos de la categoría profesional que puedan contar con "alta presencia de público procedente de zonas internacionales de riesgo" -en función del número de casos de coronavirus-. Lo que surgió el martes como una sugerencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, se convirtió ayer en una obligación, pues el Gobierno dictó que los clubes de fútbol o baloncesto "deberán acatar" esta decisión, adoptada con el CSD y las CCAA. De momento, afecta a los partidos con gran afluencia de público del norte de Italia, Irán, Corea del Sur, Japón y China. De forma inmediata, en fútbol se trata del Valencia y el Atalanta de Bérgamo (10 de marzo) y del Getafe-Inter (19 de marzo).En baloncesto, afectó al Valencia-Armani de Milán del pasado día 5 y afectará al de Eurocup Femenina Girona-Venezia (19 de marzo).