Los requerimientos, que se extenderán hasta el 8 de enero, incluirán la presentación de un test PCR negativo y la realización de una cuarentena obligatoria de 7 días

Reuters

Argentina dispuso a partir del viernes nuevos requisitos para el ingreso y egreso de argentinos, residentes y extranjeros previamente autorizados a través del aeropuerto internacional de Ezeiza o de San Fernando, establecidos como únicos ingresos a la nación.

Los requerimientos, que se extenderán hasta el 8 de enero, incluirán la presentación de un test PCR negativo y la realización de una cuarentena obligatoria de 7 días, dijo el Ministerio del Interior.

"Queda en suspenso la prueba piloto que autorizó el ingreso de turistas extranjeros provenientes de países limítrofes, tanto por las terminales aéreas de Ezeiza y San Fernando, como por la portuaria de Buquebus", dijo el comunicado.

Además "se dispuso suspender la llegada y salida de vuelos desde y hacia Italia, Dinamarca, Países Bajos y Australia, como así también mantener la restricción con Gran Bretaña, a raíz de la situación epidemiológica que registran estos países tras la aparición de una nueva cepa de covid-19", añadió.

La decisión, basada en los informes técnicos de la Dirección Nacional de Migraciones, informará a los pasos terrestres que se encontraban habilitados hasta el momento, y permitirán sólo el ingreso de ciudadanos argentinos y residentes, también con el requisito del PCR negativo y con realizar cuarentena obligatoria de 7 días.

En el Puerto de Buenos Aires sólo se autorizará el ingreso de argentinos y residentes.

Los últimos datos oficiales revelan 1.563.865 casos de coronavirus, con 42.314 fallecidos por la enfermedad y 1.384.277 recuperados.