.
GLOBOECONOMÍA Ana Botín y Dimas Gimeno se estrenan en el Consejo de la Competitividad
martes, 23 de septiembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

En el caso de Ana Botín, que hasta ahora presidía Santander UK, en Reino Unido, se trata de la primera mujer que entra en el selecto club desde que nació en 2010, a raíz de la crisis de la patronal CEOE, provocada por la quiebra del grupo turístico de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual. El CEC también nació como iniciativa de las grandes compañías para encabezar un movimiento de recuperación de la economía frente a la profunda depresión que padecía el país.

Ana Patricia Botín, de 54 años, y, sobre todo, Dimas Gimeno, de 39 años, suponen también un rejuvenecimiento del Consejo Empresarial. Varios de sus miembros rondan o superan los 70 años, como Florentino Pérez (ACS); Isidre Fainé (Caixabank); Francisco González (BBVA); César Alierta (Telefónica) o José Manuel Lara (Grupo Planeta).

Gimeno, sobrino de Isidoro Álvarez, era hasta ahora consejero director general de El Corte Inglés, después de hacer toda su carrera en los grandes almacenes, que fundó Ramón Areces, tío de Isidor Álvarez.

Por lo tanto, la reunión de hoy, que es a puerta cerrada y absolutamente discreta, es la primera que celebra el CEC tras la desaparición de Emilio Botín y de Isidoro Álvarez, y también tras las vacaciones de verano. Los empresarios aprovecharán la reunión para trabajar en el nuevo informe sobre la economía española, que están preparando para 2016, informaron fuentes conocedoras de la cita consultadas por Expansión.

Los analistas de las grandes compañías fueron de los primeros en advertir la recuperación de la economía española, a través de sus informes difundidos, tanto dentro como fuera de España. En su último estudio, publicado en verano, y titulado La recuperación económica en España ganará fuerza en 2014 y 2015, el CEC superó las previsiones iniciales del Gobierno, con una estimación del PIB del 1,3% para este año, y del 2%, para 2015.

Precisamente, el Ejecutivo elevará el próximo viernes sus cifras de crecimiento de empleo. En el primer caso, con un incremento del PIB desde el 1,2% hasta 1,5%, para este año, y desde el 1,8% al 2%, en 2015.

Las grandes empresas calculan que la tasa de paro será del 24,8% de la población activa en 2014, y por debajo del 24%, en 2015. Hasta el momento, el Ejecutivo estima que el desempleo terminará este año en el 24,9%, y en el 23,3% en 2015.

Desaceleración
De todas maneras, los analistas del CEC deberán tener en cuenta el impacto que puede tener en el crecimiento español la desaceleración de la zona del euro, tal y como recalcó el domingo el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en Australia, durante la reunión del G-20. El ministro recordó que “la economía española no es absolutamente inmune a lo que ocurre en Europa”.

Las fuentes consultadas por Expansión descartaron que los grandes empresarios puedan abordar el desafío independentista del presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. El dirigente catalán debe convocar esta semana el referéndum del 9 de noviembre, y el Gobierno recurrir la decisión inmediatamente ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, no parece que, como en anteriores ocasiones, los grandes empresarios quieran entrar en esta cuestión de carácter político.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 22/06/2021 El Índice de Paz Global 2021 cayó 0,07% por la pandemia y la crisis social en el mundo

Venezuela y Colombia son los dos menos pacíficos en América del Sur, y ambos hacen parte del top 20 con peores los indicadores

Argentina 21/06/2021 Argentina desde 2007 está en el top 10 de países con los peores datos sobre inflación

La suba del índice de precios de este año oscilará entre el 45% y 50%, pero no se trata de un dato excepcional

Chile 21/06/2021 Cerca de 10 comunas de Santiago de Chile salen de cuarentena en plan Paso a Paso

El pase es para quienes tengan las dos dosis de la vacuna contra el covid-19 y hayan cumplido 14 días posteriores a su segunda dosis

MÁS GLOBOECONOMÍA