La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La firma minorista está desarrollando dos teléfonos inteligentes, un modelo de bajo costo y el otro con una interfaz para el rastreo ocular, así lo revelaron fuentes cercanas al proyecto al portal TechCrunch.

Amazon está centrando sus esfuerzos en el desarrollo de dos smartphones. Aunque los detalles difundidos por TechCrunch al respecto son un poco escasos, fueron corroborados por los informes que filtró el diario WSJ a inicios de este año.

Uno de los teléfonos ideados por la firma minorista correspondería a un modelo ‘low cost’, el cual estaría disponible en el mercado hacia finales de 2013. No obstante, de acuerdo a las fuentes, la fecha de lanzamiento ha estado cambiando e incluso la empresa puede “empujar” la salida del celular hasta el próximo año.

El software que incorporaría el dispositivo sería similar al encontrado en las tabletas Kindle Fire. En tanto, no hay ninguna palabra sobre si Amazon podría tratar de ofrecer el terminal de bajo costo a través de anuncios.

Pero el proyecto principal involucra un smartphone con una interfaz para el seguimiento ocular. Es decir, el teléfono incluirá una pantalla especial con cuatro cámaras, una en cada esquina del móvil, para que rastreen el movimiento de los ojos del usuario con la finalidad de crear un efecto 3D sin gafas.

El sistema proporcionaría una representación 3D más precisa. De acuerdo algunas pruebas de software, el smartphone reconoce la cara del usuario y pasa por alto otros rostros a su alrededor, a fin de no proyectar perspectivas 3D que son apropiadas para los acompañantes del propietario, pero no para él en sí.

Otra característica que estaría prevista para el dispositivo es una función de reconocimiento de imágenes, la cual permitiría a los usuarios tomar una foto de cualquier objeto en el mundo real y hacerlo coincidir con un producto de Amazon para su compra, según apuntan desde TechCrunch.

La publicación señala que los proyectos sufrieron el abandono de algunos ingenieros. E incluso indica que la forma en que trabaja Amazon es similar a la de Apple en el sentido que busca mantener bajo siete llaves cualquier detalle sobre aquello que desarrolla.

Los dispositivos se envían de departamento a departamento dentro de una caja metálica cerrada, que deja lucir sólo la pantalla; los aparatos jamás salen del edificio donde opera Amazon, aunque algunos los ingenieros trabajen desde casa.