.
GLOBOECONOMÍA Alemania y Francia volverán a enfrentarse por rumbo de la política económica en la eurozona
lunes, 22 de septiembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Por su parte, se espera que Angela Merkel pida al premier galo mayor velocidad con las reformas para aumentar la competitividad de su propia economía. El resultado de su almuerzo será seguido de cerca por otros países de la zona euro como España, Grecia, Irlanda o Portugal, que se han sometido al duro plan de austeridad de la Unión Europea.

“No tenemos interés en humillar a los franceses”, dijo a Reuters un funcionario alemán que pidió no ser identificado. “Pero nos gustaría sacar algo de ellos –incluida una acción real y verificable de reforma estructural– a cambio de dejarlos en paz”.

Mientras que Berlín ha reducido paulatinamente su déficit, con una moderación salarial y polémicas reformas laborales, Francia incumplió al menos tres objetivos más sobre el déficit. Este mismo mes reconoció además que no reducirá su déficit hasta el límite que marca la UE hasta 2017. Inicialmente había prometido hacerlo para 2013, antes de lograr una prórroga hasta 2015.

“Conceder a Francia otros dos años sobre el déficit creará problemas en otros miembros de la zona euro”, advirtió Daniela Schwarzer, del fondo Marshall en Berlín. “Países como Portugal, que estuvo forzado a tomar duras medidas, verán un doble estándar. Otros intentarán lograr la misma flexibilidad que Francia. Los alemanes son muy conscientes de esto”, comentó.


Contra el reloj

Valls es un centrista dentro del Partido Socialista que ha destacado el ejemplo de Gerhard Schröder, el ex canciller socialdemócrata alemán que realizó reformas en la década de 2000. Ahora tratará de convencer a Merkel de que él puede hacer lo mismo en Francia. La duda es qué puede lograr en los dos años que le quedan al presidente Francois Hollande, que podrían ser pocos para las expectativas de Merkel.

Existen dos grandes proyectos en marcha: una “ley de crecimiento” dirigida a liberalizar el horario comercial y los sectores muy regulados de la economía francesa, desde las farmacias a los profesionales legales; y una relajación de las restricciones a las empresas para la representación de los trabajadores y otros beneficios. Ambas son polémicas para los sindicatos y la izquierda francesa, y ya han generado protestas en las calles y amenazas de huelgas.

Pero cualquier signo de debilidad de Valls en Berlín será explotado por sus rivales políticos en casa, sobre todo por Marine Le Pen y su Frente Nacional.

“El argumento central de Valls será: no hemos cambiado nuestras metas pero hay menos crecimiento en Europa, menos crecimiento en Francia y menos inflación. El contexto ha cambiado, no la voluntad de reforma”, dijo Claire Demesmay, del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores (DGAP). Si Merkel acepta o no la argumentación sigue en duda. Ella tiene detractores también en Alternativa para Alemania (AfD), un emergente partido euroescéptico que pone nerviosos a los democratacristianos de su partido, CDU.

Valls sobrevivió a un voto de confianza tras un cambio de gabinete la pasada semana, pero no tuvo mayoría absoluta.

Burbuja o estancamiento

El encuentro se producirá además pocas horas después de la cumbre del G-20 celebrada en Australia, donde las principales economías del mundo volvieron a chocar sobre la estrategia para revivir el estancado crecimiento.

El anfitrión, el ministro del Tesoro australiano, Joe Hockey, abrió el encuentro esbozando un ambicioso proyecto para impulsar el crecimiento mundial, apuntalando el sistema bancario y cerrando agujeros fiscales que aprovechan las multinacionales. “Tenemos la oportunidad de cambiar el destino de la economía global”, dijo Hockey, que en febrero lanzó una campaña para añadir 2 puntos porcentuales al crecimiento mundial para 2018. La meta ha parecido cada vez más lejana a medida que miembros como China o Japón, Alemania o Rusia se han opuesto en los últimos meses. La semana pasada la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico recortó sus previsiones de crecimiento para las principales economías.

El llamado del secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, a la zona euro y Japón para hacer más por impulsar la demanda y revivir la actividad, apuntó a Alemania como un país que tiene más margen de maniobra gracias a su superávit comercial, pero tuvo una fría respuesta.

“No acordaremos estímulos cortos de miras”, dijo un delegado alemán del G20, aduciendo que muchos países tenían todavía una deuda demasiado alta para permitirse un mayor gasto público.

El evento concluyó así con un foco mixto, por una parte haciendo un llamado para reactivar el crecimiento, pero con el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schaeuble, advirtiendo sobre los riesgos de que las políticas monetarias y fiscales ultra expansivas de la actualidad provoquen burbujas en los mercados bursátiles e inmobiliarios. La alerta fue recogida en el comunicado final del evento que señala que los miembros “están conscientes de la potencial acumulación de excesivo riesgo en los mercados financieros, particularmente en un ambiente de bajas tasas de interés y baja volatilidad en los precios de los activos”.

El plan Juncker
Los fondos del mecanismo de rescate de la zona euro que no han sido utilizados podrían usarse para impulsar la inversión en el continente y ayudarlo a recuperarse de la crisis financiera, reportó un periódico alemán.

Sueddeutsche Zeitung dijo que expertos que asesoran al próximo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quieren apartar el dinero que el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEE) no necesita actualmente para dar asistencia financiera y destinarlo a inversiones.

Juncker busca presentar un plan de inversiones de 300.000 millones de euros (US$ 385.000 millones) en noviembre sin generar nueva deuda para ayudar a Europa a recuperarse de la recesión. De acuerdo con el plan citado por el diario alemán, unos 80.000 millones de euros del MEE podrían ser colocados en un fondo de inversión bajo la administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que propongan proyectos para generar crecimiento. El banco podría usar después esos fondos para proyectos de infraestructura.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 21/06/2021 Uber anuncia que adquirirá 100% de Cornershop a cambio de 29 millones de acciones

La transacción se completa luego de que Uber tomará el control de Corneshop en octubre de 2019 por la suma de US$400 millones

Estados Unidos 21/06/2021 Facebook Inc. lanzó podcasts y salas de audio en directo similares a las de Clubhouse

El lanzamiento de Facebook de un potencial rival de Clubhouse se produce tras el explosivo éxito inicial de la aplicación de audio

Perú 21/06/2021 Perú recibirá un millón de dosis de la farmacéutica Sinopharm la próxima semana

El ministro de Salud peruano estimó que el país habrá vacunado a más de seis millones de personas antes de que acabe el Gobierno

MÁS GLOBOECONOMÍA