RIPE:
EL ECONOMISTA

La farmacéutica Janssen, unidad de Johnson & Johnson, fue autorizada a realizar pruebas fase 3 de la vacuna contra el covid-19

El Economista - Ciudad de México

La farmacéutica estadounidense Janssen, unidad de Johnson & Johnson, fue autorizada a realizar pruebas fase 3 de la vacuna contra el covid-19 en México, mientras que Novavax, solicitó hacerlo, informó la mañana de este martes el canciller Marcelo Ebrard.

México acoge en la actualidad tests de la vacuna de la compañía china CanSino Biologics y ha firmado acuerdos con la estadounidense Pfizer y la británica AstraZeneca para recibir millones de dosis de las vacunas de esas firmas cuando dispongan del producto.

"La vacuna presentada por Janssen está autorizada su fase tres en México, y Novavax, de los Estados Unidos, presentó el día 2 de noviembre ante Cofepris su expediente para iniciar fase tres en México", dijo Ebrard en la conferencia mañanera.

El funcionario detalló que el Gobierno avanza en la cooperación con la estadounidense Moderna y espera los resultados de sus estudios clínicos en la fase 3, y mantiene el interés en poder albergar pruebas, en esa misma etapa, de la vacuna rusa Sputnik V en territorio mexicano.

Sobre la vacuna china, Ebrard afirmó que se llevarán a cabo ensayos clínicos de la Fase 3 de CanSino Biologics en cinco estados más, que comenzaron en Guerrero y Oaxaca, y seguirán en Aguascalientes, Ciudad de México, Coahuila, Michoacán y Nuevo León.

Nos toca ser optimistas, porque los resultados que están mostrando estas posibles vacunas, son muy buenas, de acuerdo a las organizaciones de Salud”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores.

Entre todas las farmacéuticas, la que ha obtenido resultados más exitosos hasta ahora es Pfizer, que el lunes informó que la vacuna experimental que está desarrollando con el socio alemán BioNTech fue más de un 90% efectiva en la prevención del covid-19.

El Gobierno mexicano espera contar en los próximos meses con 126 millones de dosis de vacunas, para casi toda la población, de 130 millones, gracias a los acuerdos con farmacéuticas y su inclusión en el mecanismo Covax, alianza multilateral impulsada por la Organización Mundial de la Salud.

Lea el artículo aquí.