martes, 22 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Cronista

Mientras la polémica por el hangar de LAN sigue siendo tema de la Justicia, Aerolíneas Argentinas (AA) avanza sobre las instalaciones del Aeroparque Metropolitano. A partir de mediados de diciembre la compañía aérea de bandera utilizará gran parte de un enorme y moderno edificio de seis pisos que se está terminando de construir al finalizar la zona A de la terminal aérea porteña y cuya obra completa demandará inversiones por US$59,2 millones ($350 millones).

Si bien se trata de obras de ampliación del Aeroparque Jorge Newbery, casi 80% de las nuevas instalaciones estarán destinadas al uso de la compañía aérea que preside el camporista Mariano Recalde. En ese predio, de 35.000 m2 cubiertos, se habilitarán 1.770 m2 de preembarque internacional, seis cintas de equipaje, cinco mangas de embarque, 45 puestos de check in. Además, habrá dos pisos destinados a albergar oficinas. Allí mudará Aerolíneas su sede y sus instalaciones comerciales que hoy funcionan en la torre Bouchard. En dicho edificio ubicado a una cuadra del Luna Park, Aerolíneas alquila varios pisos a Marsans. El grupo español, que en los papeles sigue figurando como propietario de Aerolíneas Argentinas, no puede vender la torre por el proceso de quiebra abierto en España y ahora se quedará sin uno de sus principales inquilinos.

Las obras para ampliar la terminal porteña corren por cuenta de Aeropuertos Argentina2000, la sociedad del grupo Eurnekian que tiene a su cargo la concesión de 33 terminales aéreas del país. El dinero provendrá del adelanto de canon de tres años por el uso de la terminal que hizo Aerolíneas. Y a mediados de diciembre estarán operativas las nuevas cabinas de check in así como una moderna sala de preembarque que ayer fue presentada ante el periodismo por las autoridades de Aeropuertos.

Al edificio se mudarán varias dependencias oficiales vinculadas con el control del transporte aerocomercial como precisamente la Orsna y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, entre otros. La mayor parte de estas obras estarán en servicio a mediados de abril del año próximo. Y Aeropuertos también inició las obras para modernizar la Terminal B, donde funcionaban las instalaciones de LAN tras haber sido desplazada hacia esa zona. Mientras duren estas obras, LAN retornará a las viejas instalaciones de la Terminal A, pero luego mudará su check in definitivamente hacia la Terminal B, junto con TAM.

El sector A, entonces será destinado principalmente a Aerolíneas, aunque se espera que el conflicto por el hangar quede definitivamente zanjado, no sólo por el fallo judicial que ordenó al Gobierno desactivar el desalojo, sino también por las obras que Aeropuertos viene llevando a cabo en Aeoroparque para ampliar su capacidad y dar mejores servicios a los 8 millones de pasajeros que pasan por la terminal por año. En diálogo con El Cronista, el titular de AA2000, Rafael Bielsa, explicó que “con buena voluntad, y diálogo todo se supera”, dando a entender las gestiones que la empresa que preside llevó adelante ante todos los involucrados para poder llegar a un final feliz”.