RIPE:
EXPANSIÓN

El valor más castigado de todo el Ibex en 2020 no logra tocar suelo en sus caídas, y en la sesión de hoy llega a perder el soporte

Diario Expansión - Madrid

Ningún otro sector ha sido tan castigado en Bolsa a raíz de la crisis desatada por el coronavirus como el de las aerolíneas. Y ningún otro sector se ve tan amenazado por la nueva oleada de restricciones que están adoptando los distintos países europeos para intentar frenar la segunda ola de coronavirus.

Las turbulencias en Bolsa no cesan en el conjunto del sector, y en particular en IAG, que tiene sus principales mercados en Reino Unido y España, dos de los países europeos con mayor incidencia del coronavirus y con mayor presión para que adopten restricciones adicionales.

Las perspectivas de recuperación del sector, detonantes a comienzos de junio de un rally del 100% en tres semanas de IAG, se han deteriorado sustancialmente en las últimas semanas debido al incesante aumento de nuevos contagios en Europa. Los analistas de Credit Suisse reducen hoy su valoración de un gestor aeroportuario como el francés ADP, y las aerolíneas dan marcha atrás a su aumento de oferta. Los anuncios de recortes de vuelos se suceden ante la debilidad de la demanda aérea. En la jornada de hoy Wizz Air cae en la Bolsa de Londres al adelantar que reducirá a la mitad la oferta de vuelos previstos para octubre y advertir de un invierno muy complicado.

Las acciones de IAG repiten nuevamente hoy al frente de las mayores caídas del Ibex, camino de la que sería su sexta sesión de pérdidas en las siete últimas jornadas. Esta espiral bajista ha ido reduciendo a la mínima expresión el colchón de IAG por encima de la barrera del euro por acción. Ayer cerró en nuevos mínimos desde la crisis, en 1,03 euros, fruto de un desplome del 28% en seis jornadas.

El nuevo castigo que recibe hoy en Bolsa la aerolínea provoca la pérdida del soporte del euro por acción en sus mínimos intradía. Sus títulos se acercan así en mayor medida a los mínimos históricos ajustados que datan de finales del año 2011, cuando cayó hasta los 0,78 euros.

La pérdida del euro por acción eleva el derrumbe acumulado en el año al borde del 80%, el mayor de todo el Ibex, y superior al 55% que registra el índice sectorial europeo de aerolíneas en el mismo periodo. Este descalabro reduce su capitalización bursátil por debajo del umbral de los 2.000 millones de euros, una cifra que se duplicará con creces una vez finalizada su ampliación de capital, fijada en 2.741 millones de euros.

La pérdida del soporte del euro por acción se produce en la jornada en la que finaliza el periodo de suscripción de su ampliación de capital, destinada a fortalecer su balance tras la situación generada por la pandemia y mejorar su posición de liquidez ante la caída de la demanda durante un tiempo prolongado. En la ampliación son necesarios dos derechos para comprar tres acciones nuevas, con un precio de suscripción de 0,92 euros.

A los precios actuales, y antes de posibles actualizaciones de perspectivas cuando se complete la ampliación, más del 60% de las firmas que cubren el valor aconseja comprar, el 32% mantener y sólo el 7,4% vender.

Los analistas, además de destacar el impacto que tendrá en las acciones de IAG las novedades sobre la extensión del coronavirus y sobre los avances en las vacunas, incluyen a la aerolínea entre los valores más sensibles del Ibex al resultado de las elecciones en Estados Unidos, previstas para el 3 de noviembre.

Citigroup señalaba esta semana que en el contexto actual la mayor sensibilidad de las aerolíneas europeas al resultado de las elecciones en EE.UU. está relacionada con las negociaciones que está llevando a cabo el sector con los distintos gobiernos a uno y otro lado del Atlántico para suavizar las restricciones impuestas al tráfico aéreo a causa del coronavirus. Una mayor sintonía entre la Casa Blanca y los gobiernos europeos a la hora de facilitar el tráfico aéreo cruzado supondría un impulso en Bolsa para IAG y el resto de aerolíneas europeas, según concluye Citi.

Lea el artículo aquí.