En la mañana, el oro estaba anotando un aumento de más de 1% producto del desplome del dólar en más de dos años

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El dólar cerró el segundo día de la semana cotizando en un precio promedio de $3.683,19, lo que representó una baja de $62,22 frente a la Tasa Representativa del Mercado, que hoy se ubicó en $3.745,41, de acuerdo con datos de la plataforma Set Icap.

Durante la sesión se lograron 1.540 transacciones por un monto acumulado de US$979,9 millones, lo que llevó a la divisa a un precio máximo de $3.714,50 y un mínimo de $3.664,00. Además, el precio de cierre de la moneda fue $3.678,50 mientras que su apertura se ubicó en $3.707,00

De acuerdo con Edward Moya, analista senior de mercados en Oanda, "el dólar sigue cayendo a medida que los inversionistas anticipan la furia de la Fed que confirmará que la nueva dirección de la inflación significará que los rendimientos de los bonos serán más bajos en los próximos años. La depreciación del dólar no desaparecerá en el corto plazo a medida que siga la recuperación económica mundial".

Al inicio de la jornada, el dólar registró un precio promedio de negociación de $3.706,50 lo que representó una baja de $38,91 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que se ubicó en $3.745,41 para hoy. La divisa abrió la jornada con un precio de $3.707,00 , mientras que el precio mínimo llegó a $3.702,00 y el máximo fue de $3.707,00.

Según la plataforma Set Icap, el monto negociado era de US$8 millones en 27 transacciones. A nivel internacional, Bloomberg destacó que "el dólar se desploma a su menor valor en dos años, impulsando a su vez los precios de las materias primas, con el petróleo, el cobre y el oro registrando ganancias. Futuros S&P y bolsas europeas en terreno positivo después de que datos de fabricación chinos indicaran que las exportaciones respaldan una recuperación".

Además, Reuters destacó que estaba ganando terreno la incertidumbre política de Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales de noviembre y las preocupaciones sobre la recuperación económica del país continuaban debilitando al dólar.

A lo anterior se le suma que los inversionistas están animados debido a que "los analistas destacan que septiembre suele ser tradicionalmente favorable en la actividad industrial, una tendencia que podría ayudar a sostener los mercados en medio del temor que genera un posible aumento de casos del nuevo coronavirus después de las vacaciones, y con la vista puesta en los ensayos finales de las primeras vacunas", detalló Expansión.

Hacia las 7:30 a.m., los futuros del Brent para noviembre subían US$0,58, o 1,28%, por lo que su cotización llegó a US$45,86 el barril. Mientras que los futuros del West Texas Intermediate registraban una ganancia de US$0,46, es decir de 1,08% y se ubicaban en US$43,07 por barril. Este aumento en la cotización de los precios del crudo se debe al alza que están registrando las acciones y la caída del dólar estadounidense.

Sin embargo, "los precios del crudo posiblemente caerán bajo los niveles recientes, citando importantes revisiones a la baja de las estimaciones de la demanda para el segundo semestre por parte de la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep)", le dijo a Reuters el analista de PVM, Tamas Vargas.

El precio del oro también está registrando una subida. Este metal estaba anotando un alza de más de 1% producto del desplome del dólar en más de dos años, las cual ha venido impulsada porque los inversores están apostando por tasas de interés bajas en Estados Unidos por un período más prolongado.

A su vez, algunos de los principales índices del mundo operaban en verde. Los futuros del Euro Stoxx 50 registraban un alza de 0,34%, el DAX estaba anotando un crecimiento de 0,43%, el CAC 40 estaba expandiéndose 0,05% y el Ibex 35 aumentaba 0,07%, de acuerdo con datos de Bloomberg hacia las 7:45 a.m.