lunes, 28 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Con la consecución oficial de la adquisición del Hsbc en Panamá por parte de Bancolombia, se pone de manifiesto una vez más el gran interés que despierta el país centroamericano entre la banca nacional. Un atractivo que ha provocado el desembarco de 33 subordinadas locales, lo que le convierte en el mayor receptor del mundo.

En cuanto a la operación, Bancolombia anunció el pago de US$2.233 millones por 100% de las acciones ordinarias y 90,1% de las preferenciales del nuevo banco, que pasará a llamarse Banistmo y mediante el cual, la entidad comenzará a consolidar unos US$7.600 millones en activos, cerca de 455.000 clientes, colocaciones por US$5.700 millones y US$5.800 millones en depósitos.

De acuerdo con Carlos Raúl Yepes, presidente de Bancolombia, es un día muy importante para el banco. “A pesar de que estamos en Panamá desde hace 40 años, este día es fundamental para nosotros. Nos permite estar en 10 países, trabajando con 9 millones de clientes y reforzar nuestro objetivo de no ser el banco más grande, sino el mejor”.

Sin embargo, las cifras también le dan la razón respecto al tamaño. Tal como afirmó Yepes, “al consolidar la operación de Banistmo, se confirma nuestro liderazgo a través de una propuesta de una banca diferente, que nos lleva a tener US$14.000 millones en Panamá, US$20.000 en Centroamérica y US$70.000 millones en el consolidado del grupo”.

En cuanto al nombre de la entidad, se confirmó lo que LR ya había anunciado. Según Aimeé Sentmat de Grimaldo, nueva gerente general de Banistmo, “esta es una marca con un reconocimiento importante entre la ciudadanía de Panamá, pero además saldrá reforzada gracias a la filosofía enfocada en las personas que se ha propuesto traer Bancolombia”.

Así, de manera paralela a las operaciones realizadas por Bancolombia, en Panamá también se destaca la presencia de Banco de Bogotá a través de la compra de Bbva por US$490 millones, sumado a la operación que tenía BAC Credomatic, lo que refuerza el interés de la banca local por estar en el país centroamericano.

Pero, ¿qué es lo que convierte a Panamá en el lugar donde todos los bancos quieren estar?, la respuesta se puede encontrar en los buenos indicadores que actualmente muestra el país.

Según Henry Bradford, vicerrector del Cesa, Panamá es muy conocido por su actividad bancaria. “En el país se observa una gran actividad en el sector financiero y es por eso que la mayoría de los bancos lo tienen en sus planes de internacionalización, ya que ofrece visibilidad global que finalmente es muy importante para todas las entidades”.

Y eso lo confirman las cifras, ya que el sector bancario en Panamá cuenta actualmente con unos activos de US$72.938 millones, de los cuales, una alta participación está en manos de entidades internacionales.

De igual manera, hay otros aspectos que incrementan el atractivo por el país, como son un indicador de calidad de cartera inferior a 1% o el hecho de que Panamá se haya constituido como un ‘hub’ para la inversión en América Latina.

Además, en cuanto a los niveles de bancarización, estos son los más elevados de la región. De esta forma, el porcentaje de créditos y depósitos en relación con el PIB del país asciende a 119% y 117%, respectivamente.

El más atractivo del mundo
Ofrecer aspectos que sean atractivos desde el punto de vista empresarial para que lleguen entidades extranjeras se ve reflejado en una mayor presencia de estas en el país, algo en lo que la banca de Colombia, no es una excepción.

Según el informe de estabilidad financiera del Banco de la República, actualmente se calcula que hay unas 160 entidades subordinadas de los conglomerados colombianos en el exterior, de los cuales, la principal parte están en este país con un total de 33 filiales.

Le siguen países como El Salvador con 24 firmas, Costa Rica con 20, Guatemala con 11, Chile (10), Perú (12), México (9) u Holanda que cuenta con 6, mismo número que comparte con Nicaragua y las Islas Caimán.

Según las cifras que presentó Esteban Gómez, director de estabilidad financiera del Banco de la República, el sector financiero invirtió cerca de US$8.159 millones en su expansión internacional, lo que supone unos activos en el exterior por US$43.241, es decir, 20,8% de los activos totales de los establecimientos en Colombia.

Y esta expansión ha llevado a una alta concentración en Centroamérica. Del total mencionado, 89,4% de los activos se encuentran en esta región. En cuanto a los jugadores, tan solo Grupo Aval, Bancolombia y Grupo Bolívar acumulan 87,5% de participación y 67,5% de las filiales en el exterior. En este punto, el principal país en activos es El Salvador con 52,7% del total.

En definitiva, Panamá se ha convertido en la punta de lanza de una región que se caracteriza por tener una clase media creciendo y con bajos niveles de bancarización.

Los clientes no tendrán cambios
Al término de la operación, uno de los principales llamados que quiso hacer Bancolombia es que los clientes que hasta ahora formaban parte del portafolio de Hsbc en Panamá, no tendrán cambios en sus productos, así, aspectos como las tasas de interés, plazos, comisiones, montos de apertura, límites de retiro y transferencias, entre otros, se mantendrán igual. Además, Banistmo anunció los segmentos que atenderá que son el personal, plus y preferencial Banistmo, banca privada y para empresas.

Las opiniones

Carlos Raúl Yepes
Presidente de Bancolombia

“Tenemos una estrategia definida en la que llegamos a países con crecimiento, estabilidad regulatoria y oportunidades. Pero no queremos ser los más grandes, sino los mejores”.

Henry Bradford
Vicerrector del Cesa

“Centroamérica es una región que tiene un menor nivel de desarrollo en el sector, por lo que supone una oportunidad enorme para los negocios de la banca colombiana”.