Aval anunció la compra de MFG en Panamá, mientras que el Grupo Gilinksi adquirirá banco en el Caribe tras hacer negocio en Paraguay

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

En lo que va del segundo semestre del año, dos grupos financieros colombianos han movido alrededor de US$2.998 millones para fortalecer su presencia en la banca de América Latina y el Caribe.

Se trata de Grupo Aval, conglomerado conformado por Banco de Bogotá, AV Villas, Banco de Occidente, Banco Popular, Porvenir, Corficolombiana y BAC Credomatic; y del Grupo Gilinski, del cual hace parte el banco GNB Sudameris.

Para aumentar su operación en Panamá, en donde ya tiene presencia con BAC Credomatic, Aval, a través de Banco de Bogotá, acordó adquirir Multibank Financial Group (MFG), holding del banco Multibank Panamá, por alrededor de US$728 millones.

Julio Rojas Sarmiento, Chief Financial Officer de Banco de Bogotá, señaló que el negocio todavía debe ser aprobado por las entidades regulatorias de Panamá y de Colombia, proceso que estiman que se puede demorar entre finales del primer trimestre y principios del segundo trimestre del próximo año.

“Multibank Financial Group tiene presencia en Colombia, pero nosotros no estamos comprando nada que tenga que ver con la operación en el país”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • Julio Rojas SarmientoChief Financial Officer de Banco de Bogotá

    “Para nosotros MFG es estratégicamente atractivo porque nos complementa nuestra exposición en Centroamérica. La cartera consolidada en Panamá sube 19,5%”.

  • Raúl ÁvilaExperto en empresas y profesor U. Nacional

    “En Centroamérica hay una familiaridad con los mercados y con el perfil de los clientes porque ya se han hecho inversiones. Además, tiene buenas perspectivas a futuro”.

El directivo también aclaró que, por el momento, se mantendrán las marcas de las entidades bancarias involucradas en la transacción, pero se evalúa unificarlas a futuro.

De acuerdo con la información divulgada por Grupo Aval, 100.000 clientes nuevos llegarán al Banco de Bogotá con la compra de MFG, entidad que contaba con activos consolidados por alrededor de US$5.000 millones y un patrimonio en libros de US$560 millones hasta el segundo trimestre de este año. Además, en los últimos doce meses hasta junio de 2019, la utilidad de la entidad panameña ascendió a aproximadamente US$60 millones.

En cuanto a los negocios del Grupo Gilinski, este adquirirá, por alrededor de US$2.000 millones, 70% de las acciones de FirstCaribbean International Bank, filial del Canadian Imperial Bank of Commerce (Cibc), con sede en Barbados.

El negocio por esta entidad, que tiene presencia en 16 países del Caribe y cuyas utilidades acumuladas anuales son cercanas a US$200 millones, se prevé que se concrete la próxima semana, pues Cibc tiene la intención de centrarse en Estados Unidos y en Canadá.

Esta no ha sido la única movida del Grupo Gilinski desde julio, pues en agosto firmó un acuerdo por cerca de US$270 millones por 100% de las acciones de Bbva Paraguay. Con este negocio fortaleció su operación bancaria en el país suramericano, en el que tiene presencia desde 2013 tras comprar Hsbc.

Con esta transacción, GNB Paraguay se convertirá en el primer banco por depósitos en el país con un total aproximado de US$2.570 millones y con activos totales por US$3.300 millones, puesto que, al cierre del primer semestre de este año, Bbva Paraguay contaba con activos totales por US$2.131 millones y GNB Paraguay con US$1.170 millones.

Después de esta operación, se conoció que el Grupo Gilinksi le vendió, por US$150 millones, 25,68% de las acciones de GNB Sudameris Paraguay al Grupo Vierci, un conglomerado de más de 50 años de historia y el principal empleador de esa nación.

Raúl Ávila, experto en empresas y profesor de la Universidad Nacional, resaltó que todas estas compras que están haciendo los bancos colombianos en la región se deben al buen momento económico por el que atraviesa el sector en el país, pues hay solidez y se ha hecho necesario diversificar el portafolio.

“Las entidades están buscando nuevos mercados y han visto que Centroamérica, que es un mercado con el que ya existe una familiaridad porque se han hecho inversiones allí antes, hay posibilidades de crecimiento y de obtener ganancias”, dijo.

Expertos dicen que si la solidez del sector financiero continúa, se podrán esperar más de estos negocios en la región, con las que los bancos del país aumentarán sus utilidades.

Acciones de Grupo Aval y de Banco de Bogotá se valorizaron en la BVC
En la jornada del viernes, un día después de que el mercado conociera sobre la compra que hará el Grupo Aval y Banco de Bogotá en Panamá, las acciones de estas entidades en la Bolsa de Valores de Colombia se cotizaron al alza. La acción preferencial de Grupo Aval cerró a $1.420 (2,53%) y no solo se acercó a sus máximos históricos, sino que alcanzó niveles a los que no llegaba desde 2014. Igualmente, la especie ordinaria del Grupo Aval cerró a un precio de $1.400 (4,48%), mientras que la de Banco de Bogotá acabó en $88.040 (1,17%).