No solo se siguen ofreciendo créditos para que el sector no deje de producir, sino que hay periodos de gracia para las deudas vigentes

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Desde que se decretó el aislamiento social como consecuencia de la propagación del Covid-19 en Colombia y se comenzó a dimensionar el efecto que podría tener en la economía, las entidades financieras y el Gobierno Nacional anunciaron varias medidas para mitigar este impacto.

Para el sector agropecuario, se ha buscado lograr el acceso a crédito para los productores del campo, con el propósito de que haya abastecimiento de productos agropecuarios y seguridad alimentaria en todo el país.

El presidente Iván Duque y el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, lanzaron la línea de crédito “Colombia Agro Produce”, por $1,5 billones. Esta tiene un plazo de tres años y máximo un año de gracia para capital e intereses. La tasa de interés para el pequeño productor es DTF-1%, que es equivalente a 3,5%, mientras que para un productor mediano y grande es DTF (4,5%).

LOS CONTRASTES

  • Francisco MejíaPresidente del Banco Agrario

    “Hemos otorgado prórrogas de hasta seis meses a 53.000 productores. Con la línea de crédito que lanzó el Gobierno para el agro, seguimos colocando recursos para que haya liquidez en el sector”.

  • Maria Cristina Arrastíavicepresidenta de negocios de Bancolombia

    “Bancolombia sigue analizando todas las alternativas posibles para acompañar con capital de trabajo a las empresas colombianas para que ante la coyuntura puedan seguir operando"

Los recursos de esta línea se pueden utilizar para la compra de insumos, el sostenimiento de la producción, la transformación y generación de valor agregado, y la comercialización de la producción agropecuaria.

“Estamos garantizando la irrigación de crédito, porque la idea es que el campo no deje de producir”, destacó Francisco Mejía, presidente del Banco Agrario, una de las entidades a través de las cuales se podrá acceder a esta línea.

Este banco también anunció que para sus clientes de banca agropecuaria que tengan su crédito vigente al 29 de febrero de 2020 o cuyo vencimiento registre menos de 30 días de mora, ofrece la opción de prorrogar hasta por seis meses sus créditos por afectaciones derivadas del Covid-19.

Bancolombia sacó dos soluciones de crédito que apuntan a solventar las necesidades más inmediatas de capital de trabajo y sostenimiento del empleo en empresas que hacen parte de la cadena productiva del agro. Una es una línea especial de cartera comercial por $600.000 millones y la otra es una línea especial de crédito de $500.000 millones para que las empresas afectadas por la coyuntura puedan mantener el empleo.

En cuanto a Bbva, por la emergencia, la entidad no solo viene ofreciendo facilidades de crédito para el sector agroindustrial a través de “Colombia Agro Produce”, sino también de la línea “Sectores Estratégicos”, que es una línea especial de crédito con recursos de Finagro y que cuenta con una tasa subsidiada.

En Davivienda también han implementado beneficios que aplican para el agro. Si el cliente no puede pagar alguna de sus cuotas mensuales de su crédito de vivienda durante el periodo de emergencia, el banco traslada hasta seis cuotas al final del plazo pactado en su deuda. Si cuenta con beneficios de vivienda otorgados por el Gobierno, estos no se perderán.

Así mismo, si el cliente de tarjeta de crédito o de crédito rotativo no puede cumplir con el pago mínimo durante la emergencia, este se difiere a tres meses automáticamente con una tasa de 0% de interés.

Bancompartir también informó que si alguno de sus clientes tiene dificultades para realizar sus pagos porque la pandemia afectó su negocio del agro, se les ofrece la posibilidad de hacer cambios en las condiciones de sus créditos como periodos de gracia hasta tres meses y ampliación del plazo. Bancamía permite periodos de gracia de hasta cuatro meses en sus créditos.

El fortalecimiento digital aumenta la bancarización en zonas apartadas
Debido al Covid-19, el sector financiero ha debido fortalecer sus canales digitales, para que más de sus servicios y productos se puedan realizar o adquirir por esta vía y sin la necesidad de ir a las oficinas. Este escenario no solo aumentará las transacciones por internet, sino que subirá el número de personas bancarizadas. Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades, señaló que se ha estimado que, por la coyuntura, alrededor de 2,5 millones de personas podrían ingresar a la banca por primera vez.