Algunas de estas redes ofrecen ganancias de hasta 300%, cifra que la Superfinanciera calificó de absurda

Juan Sebastian Amaya

Durante los últimos años, el fenómeno de las pirámides y captadoras ilegales de dinero se ha disparado en Colombia y, como caso más emblemático, el país recuerda la caída de DMG, que afectó a cerca de 240.000 personas por miles de millones de pesos.

Por ello, la Superintendencia Financiera ejecuta una campaña pedagógica para alertar y prevenir a los consumidores financieros sobre qué hacer en este tipo de negocios que representan un alto riesgo para sus finanzas y que, en su mayoría, no están bajo su vigilancia.

En primer lugar, el regulador aseguró que los usuarios deben tener claro que una red es una pirámide si les garantizan ganancias fijas mensuales en el corto plazo de hasta 300%; les piden llevar más personas para que también aporten dinero, y les aseguran que va a hasta triplicar su inversión. Por ello, recomendó cuidar sus recursos.

Además, la entidad aconsejó cerciorarse de entender de dónde provienen las ganancias y verificar con las autoridades si se trata de una actividad legal, pues los esquemas de captación ilegal dirán que se trata de una inversión segura y hablarán de solidaridad, de regalos y hasta de donaciones para que entregue sus recursos e invite a que otros hagan lo mismo.

Por lo anterior, la Superfinanciera agregó que la persona que participe en estos negocios e invite a más personas a unirse podrá quedar incurso en un proceso penal, es decir, ser responsable ante las autoridades por un delito.

"Esa ilusión de unas ganancias exorbitantes lo pueden llevar a perder sus recursos y a quedar involucrado en un delito. No se deje engañar. Proteja su patrimonio y el de su familia, no lo arriesgue participando en negocios en los que le prometan altas rentabilidades fijas sin una justificación financiera, puede tratarse de una pirámide", concluyó la autoridad.